LLANERA

SOCIEDAD

Llanera sin Barreras organizó un emotivo homenaje a Juan Majada

Publicado el Domingo 24 de Abril del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Un centenar de personas acudieron al homenaje de Juan Majada organizado por la Asociación Llanera sin Barreras. El colectivo quiso reconocer la gran labor de Majada al frente de la asociación a lo largo de estos seis años, además de alabar los éxitos y logros conseguidos por el colectivo a la hora de eliminar barreras sociales y arquitectónicas.

La presidenta de Llanera sin Barrera, María José González, fue la primer en intervenir y quiso darle las gracias Majada por crear el colectivo, y aseguró que era muy necesaria una asociación de este ámbito para hacer visible la discapacidad. “En estos seis años se ha conseguido avanzar mucho en la eliminación de las barreras, pero lo más importante ha sido el concienciar a las personas y que empaticen con la discapacidad. Porque como todos sabemos un bordillo es un gran obstáculo para unas personas con movilidad reducida. Ha sido un trabajo muy duro, pero con tu constancia y lucha diaria está dando sus frutos”, afirmó.

González reconoció que gracias a Juan y a la asociación ha crecido como persona, “no solo nos has a poyado con la asociación, sino también a nivel personal, siempre pendiente de todos y ahora nos toca a nosotros estar pendientes de ti”, relató.

Llanera sin barreras quiso darle dos detalles a Juan, una cristalería con su nombre y el Melita, su mujer, un ramo de flores para ella y una emotiva placa, que simulaba el indicativo de una calle, donde se podía leer: “Camino Accesible. Juan Majada (incansable eliminando barreras).

Después intervino la concejala de Bienestar Social, Montserrat Alonso, que leyó unas palabras en nombre del personal de Servicios Sociales, muy emotivas donde presentaron su respeto y admiración por la labor realizada durante estos años en favor de las personas con diversidad funcional. “Llanera sin Barreras es la consecuencia de la lucha por un sueño cumplido, el de Juan Majada. El trabajo constante del colectivo ha conseguido que la discapacidad sea vista como algo valioso y respetable y no como algo negativo y anómalo, la valía es la misma en todas las personas, independientemente de sus características físicas o psíquicas”, destacó.

La Asociación de Vecinos San Juan de Ables también quiso tener un detalle con Juan Majada, ya que además del fundador del colectivo es amigo de todos ellos, por eso quisieron dedicarle unas palabras y entregarle un libro de fotos.

La concejala de Dinamización Social y Comunitaria, Isabel Fernández, comentó entre lágrimas como conoció al colectivo y la petición que le hicieron de un local accesible, “gracias a Juan y a toda la gente de Llanera sin Barreras por todo lo que me enseñasteis en estos seis años, no tenéis ni idea de lo que hacéis no solo con la gente con discapacidad, sino con el resto de la sociedad, tenía que haber esto en todos los sitios”, destacó.

Su familia y amigos también le hicieron entrega de regalos e incluso desde la dirección del Restaurante El Royal, donde se celebró el evento, les entregaron unos detalles. Después le tocó el turno al homenajeado: Juan Majada.

Majada leyó su discurso sujetado en todo momento por su nieta Xela, que como el mismo reconoció le ayuda siempre y es su apoyo todos los días. Tras recordar su llegada al concejo, participando en el APA del IES Llanea en 1996, su participación en la Asociación de Vecinos de San Juan de Ables, llegó a la creación del colectivo Llanera sin barreras, donde reconoció que uno de los logros fue la creación de la Comisión de Barreras, “reconozco que en mis solicitudes y reclamaciones soy un poco impulsivo y persistente, tenéis que entenderlo en mi casa éramos un montón de hermanos y había que repartir y el que no llora no mamá. Hemos conseguido cosas pioneras en Llanera, como la colocación de las marquesinas adaptadas, el cambiar el nombre de las señales de aparcamiento y el permiso para aparcar en el concejo”, explicó.

También se acordó de toda su familia por el apoyo que siempre le han bridado y sobre todo Melita su mujer, ya que considera que sin su dedicación a la asociación había sido imposible. En cuanto a los miembros de la asociación se acordó de las personas que les dejaron en estos seis años: Carmen, Leandro, José Ramón y Jorge. Además, dio las gracias a todos los socios fundadores y está seguro que de que queda en buenas manos, aunque el continuará colaborando.