SIERO1

SOCIEDAD

Nieves Prado, José Manuel Fernández y Elsa Valle recogieron el premio como Paxarros del Año 2022

Publicado el Domingo 12 de Junio del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Tras dos años de pandemia la Asociación de Vecinos La Nozana pudo organizar la Fiesta Paxarra, que se inició el viernes 10 de junio con el Día del Paxarrin, donde no faltaron los juegos tradicionales, pintacaras, un castillo hinchable y la magia de Pablo Picallo.

El sábado se celebró el Día de los Paxarros, donde se repartieron 250 bollos y botellas de vino entre los socios, además se hicieron los homenajes a la pareja de paxarros de mayor edad y la de menor. En primer lugar, Paco, miembro de la directiva, fue la persona encargada de realizar una semblanza de Nieves Prado, que nació en Cayés en 1929, siendo la pequeña de 11 hermanos, su padre, Belardo, era paxarro de Casa Pinón y su madre, Encarna, vivía en la zona de Puente los Fierros. Nieves fue a la escuela en Cayés y durante toda su vida mantuvo la inquietud por leer, aprender y conocer, pero la escuela se acabó cuando tuvo que volver a Viella, ya que se quedaron huérfanos de padre en la postguerra y su madre tuvo que recibir la ayuda de los distintos tíos que vivían en Viella.

Nieves tenía 14 años y la acogieron sus tíos Julia y Crisanto, este último estaba muy enfermó y la homenajeada tuvo que trabajar en la hacienda de la casa. Con 20 años se casó con Avelino, este compaginaba el trabajo fuera de casa, donde conseguía un sueldo en el sector del mueble, con el trabajo en casa con el ganado. Tuvieron su primer hijo Eduardo, pero su padre estuvo muchos meses en Melilla haciendo el servicio militar y Nieves se quedó en casa con los hijos, tuvieron otros tres: Montse, Nieves y Luis. La homenajeada también se dedicó a vender los excedentes de la huerta en el Fontán en Oviedo y con el tiempo pusieron invernaderos, ampliando en el negocio a los mercados de Sama y Mieres. Fue siempre una mujer entusiasta, luchadora y trabajadora y ahora a sus 92 años, vive una vida feliz y contenta con su familia, sus hijos, nueve nietos, ocho biznietos y un tataranieto en camino.

Mariano, miembro de la Asociación, fue el encargado de presentar al Paxarro de Mayor edad, José Manuel Fernández, que nació en Balbona el 20 de octubre de 1935, es hijo de Ezequiel Fernández y Josefa Menéndez. Manolo convivió poco con su padre porque le mataron y enterraron en la fosa del Cueto de Lugones en 1939, hace pocos años descubrió que sus restos están enterrados en el cementerio de Cayés. La madre se vio sola, sin recursos y con tres hijos, lo que hizo que se fueran a vivir con distintos tíos.

Manolo fue a la escuela, pero en su casa se dedicaba cuidar del ganado y la huerta, también fue ayudante en el cine de Balbona. Tras acabar la escuela comenzó a trabajar en una empresa de calefacción y saneamiento, durante 12 años iba caminando desde Balbona hasta Colloto para coger el trolebús a Oviedo. En una fiesta en Llames conoció a Aurina, su mujer, se casaron el 21 de septiembre de 1962, se fueron a vivir a Oviedo, pero Aurina no se adaptaba y volvieron a Viella en 1963, tuvieron dos hijos Marta y Jorge.

Manolito dejó el oficio de la calefacción y comenzó a repartir muebles por todo el norte de España, una hernia discal le hizo dejar el camión, pero continuó trabajando en la fábrica. En 1982 y hasta 1992 su familia regentó el Bar-Casa Lirón.  En 1995 se murió Aurina y al año siguiente se jubiló Manolo, que desde entonces ha pasado la vida de aventura en aventura, realizando viajes a Estados Unidos, Argentina, Cuba, y diversos viajes por toda España. Le gusta ver los deportes en televisión y acude al centro social, además le gusta cantar y escuchar música sobre todo el acordeón, sale a andar todos los días con 86 años, va al bar y a ver cómo van las obras.

La presidenta de La Nozana, Sonia Lago, fue la encargada de presentar a la Paxarrina, Elsa Valle, que nació en el mes de marzo de 2022 a la que dio la bienvenida a la localidad y al mundo. En la entrega de los paxos y los demás detalles participaron los miembros de la directiva, el expresidente del colectivo, José Manuel Miranda, el alcalde de Siero, Ángel García, y el concejal de Hacienda, Alberto Pajares.

La hija de Nieves, que lleva su mismo nombre, quiso hablar en nombre de su madre y dedicar unas palabras a los vecinos y amigos, además de la asociación y el resto de homenajeados. “El año 2009 marcó nuestras vidas, porque mi madre sufrió un ictus que hizo que perdiera la capacidad de hablar y la comunicación era complicada, no tardamos en interpretar sus gestos, también perdió la capacidad de llorar, ya había llorado lo suficiente, con dos hijos muerto. Hay tres cosas que caracterizan a mi madre: la sonrisa, la emoción que siente cuando os ve y las manos abiertas para recibir un beso o un abrazo. Fue una niña de la guerra y siempre nos contó el miedo que sentía cuando oía los aviones en el aeródromo de La Morgal por las bombas. Tenía seis años cuando fusilaron a su padre, ahora estamos viviendo una guerra a pocos kilómetros y en los ojos de los niños veo los de mi madre”, apuntó. Mari Nieves considera fundamental homenajear a los cuidadores, ya que afirma que no se les reconoce todo lo que hacen.

La secretaria del AMPA del CRA de Viella, Leticia Quinte, dio las gracias a la Asociación de Vecinos por su colaboración y la enhorabuena por la Fiesta Paxarra, también dio las gracias al Ayuntamiento de Siero por todas las inversiones realizadas en el centro, como fue la renovación del sistema de calefacción. Quintes hizo una propuesta al alcalde de Siero para que los carriles bici llegarán al colegio. Además, hizo entrega al alcalde y al concejal, presentes en el acto, de una camiseta del centro.

El alcalde de Siero, Ángel García, dio la enhorabuena a todos los homenajeados y recordó que fueron dos años complicados con la pandemia. “Tenemos que disfrutar de lo que tenemos y no estar preocupados por el resto, sobre todo tenemos libertad. Da gusto en Viella ver lo mucho que hacéis y es muy importante que se mantenga esta convivencia y todas las actividades”, resaltó. El alcalde explicó que se hizo el carril bici hasta Naón aprovechando el cambio de la tubería de agua y aseguró que analizarán que llegue hasta Viella, aunque la carretera no es de su titularidad.

Sonia Lago comentó que era un día especial porque retomaban la actividad y además homenajeaban a sus mayores, además de dar la bienvenida a la paxarra más joven.