LLANERA

CULTURA

Juan Eugenio Ramos es el nuevo director del IES Llanera

Publicado el Lunes 01 de Noviembre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El IES Llanera ha estrenado equipo directivo este curso, que lo encabeza el nuevo director, Juan Eugenio Ramos, y lo hace acompañado del secretario Alberto Parra; jefa de estudios Sonia García y las jefas de estudios adjuntas son: Susana Antón y Yolanda Rodríguez. “Decidimos coger el relevo a la anterior directiva porque un centro tiene que seguir funcionando bien, tener una serie de garantías de que el servicio que ofrecemos tenga la continuidad deseada, la calidad que exigen los tiempos, las familias, los alumnos y en las mejores condiciones. Se nos plantea un reto ilusionante”, explicó Ramos. El resto de compañeros menos el secretario se estrenan en estos cargos, pese a llevar algunos años en el centro.

El director comentó que este curso es el de la postvacuna, en el que a nivel sanitario las cosas han mejorado mucho y nada tienen que ver con hace un año, pero sabiendo que todavía hay casos y no está cerrado, por lo que hay que tener mucho cuidado. “Sabemos que en la población escolar menor, los más pequeños, el virus sigue teniendo actividad y estamos entrando en un ciclo en el que las personas mayores van a necesitar una tercera dosis de refuerzo y están viniendo con más ímpetu las gripes y los resfriados, es una situación mucho mejor de la que teníamos, pero no la de plena normalidad. Es un entorno cambiante y en la realidad educativa últimamente es la constante, es un mundo muy dinámico”, explicó.

 

“Decidimos coger el relevo a la anterior directiva porque un centro tiene que seguir funcionando bien, tener una serie de garantías de que el servicio que ofrecemos tenga la continuidad deseada, la calidad que exigen los tiempos, las familias, los alumnos y en las mejores condiciones”

 

“Queremos que los chavales aparte de tener conocimientos en las materias aprendan otra serie de contenidos transversales, que tienen que ver con el medio ambiente la igualdad entre otras cuestiones”

 

Dentro de las medidas este curso se mantiene en las aulas la distancia mínima de 1,20, tiene que haber accesos escalonados, salidas y entradas por zonas diferentes, ventilación cruzada permanente en las aulas, “se dan muchas condiciones que hablan de que todavía estamos en un entorno en el que la seguridad es lo más importante para preservar la salud. En los recreos se debe conservar la distancia de metro y medio y si no se tiene que usar la mascarilla, aunque esto no se hace fuera. Aquí contamos con unas normas, que no se cumplen fuera del centro, en la realidad”, afirmó.

El secretario, Alberto Parra, comentó que por el momento la cafetería sigue sin abrir, aunque se han presentado proyectos a la consejería directamente y de abrirse se calcula que sería para el año 2022.  Además han vuelto las actividades extraescolares y las salidas fuera del centro, en el caso de los viajes de estudios, el director comentó que por el momento no está recomendado todo lo que sean las pernoctas. “Si se nos dice que se tiene que garantizar el poder tener la mascarilla siempre y la distancia de seguridad, no se pueden hacer estos viajes donde los alumnos conviven, duermen, comen y demás todos juntos. La responsabilidad si se da algún contagio es del centro y como ya vimos a principios de este verano se dieron situaciones complicadas con estos viajes, de grupos de alumnos que tuvieron que quedarse confinados en los hoteles lejos de sus casas y es una situación que no se debería repetir”, aseguró.

También se ha retomado el uso de las aulas que se comparte, como la de informática entre otras, pero con unas condiciones especiales de limpieza en el inicio y al final de la actividad, cada aula tiene un kit de limpieza, con un rollo de papel, el gel de manos, el hidroalcohólico para las superficies, además los teclados van enfundados.

La jefa de estudios, Sonia García, explicó que continua desarrollando los mismos proyectos que en cursos anteriores, “queremos que los chavales aparte de tener conocimientos en las materias aprendan otra serie de contenidos transversales, que tienen que ver con el medio ambiente la igualdad entre otras cuestiones”, afirmó.

Además este curso se quiere potenciar y darle más visibilidad a la biblioteca escolar, “queremos que sea el centro neurálgico del IES, para que sirva en el trabajo y que los alumnos puedan ir allí en los recreos. Tenemos un proyecto de innovación educativa y transformación social y hay muchas líneas de trabajo, entre las que se encuentra la biblioteca escolar, además de la educación ambiental, para la igualdad y la prevención de la violencia de género. Se trabaja desde la digitalización, porque es más atractivo para el alumnado”, afirmó.

También apuestan por los recreos activos, que ya existía el año pasado el huerto escolar y el ajedrez e incluso incorporar alguna actividad nueva que les pueda atraer. “Se pusieron unas mesas de madera en el patio el año pasado, para hacer el entorno más agradable y tienen mucho éxito”, explicó.

El centro cuenta con 81 docentes y con 765 alumnos, junto con el alumnado de Formación Profesional, además mantienen una muy buena relación con el Ayuntamiento de Llanera con el que la colaboración es recíproca. Una de las necesidades del centro sería el poder cubrir una de las pistas, para que los alumnos puedan disfrutar de una zona en los recreos.