LLANERA

SOCIEDAD

El restaurante El Rincón Asturiano de Madrid se llevó cinco vacas en la Subasta Élite de Llanera por unos 22.850 euros

Publicado el Domingo 07 de Agosto del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El propietario del restaurante El Rincón Asturiano de Madrid, José Manuel Blanco, adquirió en la Subasta de Ganado Vacuno Élite de Llanera cinco vacas para carne, que el público podrá degustar en sus restaurantes. “Vienes a Llanera y alguna hay que llevar, el camión a Madrid cuesta lo mismo si llevas una que cinco. Tengo también la Ganadería Parrondo, en Tineo, que compramos vacas y toros de toda Asturias y tres restaurantes en Madrid, El Rincón Asturiano. Yo llevo uno de ellos y el resto los tengo alquilados”, afirmó.

Blanco era la primera vez que participaba en esta Subasta de Llanera, “es la primera a la que vengo de Asturias, una vez me invitaron, pero las circunstancias del negocio me impidieron acudir y después llegó la pandemia. Los animales son de capricho y cuestan mucho dinero, pero al restaurante hay que llevar algún plato de lujo también. Sacrifico mucha vaca asturiana y bueyes, aquí he comprado tres calidades con más grasa, además de dos culonas que son distintas”, afirmó.

Blanco confesó que su idea era comprar la primera vaca, que llevaba por nombre Garbosa y era propiedad de Miguel de Villamor, por la cual pagó finalmente 4.350 euros. “Conocía al dueño y sabía de la calidad del animal y al final también pensé que el camión me iba a llevar lo mismo por una que por cinco y aposté por las otras”, comentó. En total, por los cinco ejemplares que se llevó desembolsó 22.850 euros.

En la Subasta también estuvieron presentes los propietarios de los restaurantes llanerenses La Campana y El Peña Mea, además de otros llegados de Nava, Gijón y Felechosa. También acudió el Antonio Fernández de la Carnicería La Salada de Lugo de Llanera y varios ganaderos del concejo como José Herminio Suárez y Avelino Coto, que presentaron sus ofertas y pelearon por varios animales de vida.

Los animales que acudieron a la Subasta fueron para vida o carne y era de la raza Asturiana de los Valles aptitud normal y doble grupa. Varios de ellos criados en Llanera en concreto de las ganaderías Iglesias y Hermanos Prado.