LLANERA

POLíTICA

Arrancan las obras de acondicionamiento del camino de la Quintana a Caraviés, que incluirán la construcción de una red de saneamiento para dar servicio a viviendas y edificaciones de la zona

Publicado el Martes 01 de Febrero del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Mejorar el firme del camino y construir una red de saneamiento para dar servicio a la zona. Estos son los dos principales objetivos del “Proyecto de acondicionamiento del camino de La Quintana a Caraviés”, que acaba de iniciar el ayuntamiento de Llanera, y que supondrá una inversión de 255.00 euros. El camino objeto de reparación parte desde La Quintana, en Posada, hasta el cruce de Caraviés, perteneciente a la parroquia de Lugo, y sirve de acceso a varias praderas y edificaciones, principalmente viviendas unifamiliares y fincas que se encuentran enclavadas a ambos márgenes de su recorrido.

El vial presentaba un alto grado de deterioro, con numerosos tramos donde se evidenciaba un gran desgaste superficial. Este mal estado de la estructura se debía, en gran medida, al paso constante de maquinaria agrícola y vehículos pesados, y a la inexistencia de la necesaria evacuación de las aguas. El mal estado resultaba peligroso para el tráfico rodado debido a su profundidad, falta de transitabilidad, y a la acumulación de sedimentos arrastrados por las aguas de escorrentía.

Por otra parte, las parcelas edificadas colindantes con el camino no disponían de una red de saneamiento municipal a donde poder conectar su red privada de aguas residuales. Como explica el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, “se trataba de una actuación muy necesaria no sólo para mejorar el firme del camino y aumentar la seguridad vial de la zona, sino también para poder dotar de un servicio tan importante como el saneamiento, a todas las viviendas existentes en la zona”.

El proyecto incluye la mejora del firme y la capa de rodadura del vial, además de la instalación de los elementos de drenaje que sean necesarios. El camino pasará a tener un ancho constante de 4,5 m, dividiéndose en 3,5 m. de zona de rodadura, más dos cunetas de 0,5 m. cada una a cada lado del camino. En definitiva, “este nuevo camino proyectado servirá fundamentalmente para dotar de acceso rodado y de red de saneamiento a los prados, fincas, viviendas y diversas construcciones entre los que discurre”, explica el alcalde. Está previsto que los trabajos finalicen a lo largo del mes de mayo.