LLANERA

CARTA AL DIRECTOR

Quisiera mostrar mi apoyo al grupo de Gobierno municipal de Llanera por su enorme compromiso medioambiental con la Urbanización de Soto de Llanera

Publicado el Jueves 08 de Diciembre del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Desde hace más de una semana como medida de ahorro energético tiene todas las farolas del Ayuntamiento que dan acceso a la urbanización apagadas. No es la única medida de ahorro ya que el servicio de limpieza del ayuntamiento se reduce a un empleado, un día en la semana. Supongo que por idénticos motivos, en este caso ahorro de combustible de los coches patrulla la Policía Local tampoco patrulle por la urbanización pese a los robos o centros escolares en la zona; los planes de vigilancia y control en los entornos escolares deben de ser para centros públicos, en los privados no acuden a vender droga etc. Igual que no acuden esos camellos, los más de dos mil vecinos ya le explicamos a nuestros hijos que tampoco puede venir la cabalgata de Reyes Magos. El problema es que, con la reducción de autobuses a Posada o Lugo, tampoco podremos ir en trasporte público suponiendo una gran cantidad de emisiones de co2 ir en vehículo privado.

Si me permiten la sugerencia, todos esos ejemplos de ahorro en servicios públicos que no recibe la Urbanización y su entorno, por eso de la contaminación, podría destinarse a la construcción de un consultorio médico. Estoy seguro que el grupo de Gobierno conoce poblaciones con menos de 2000 habitantes en Asturias que lo tienen sin falta de consultar el mapa de áreas de salud y consultorios de Asturias. ¿Imagínese la cantidad de emisiones que evitaría, no es fantástico? Básicamente por ver que la cantidad de impuestos que pagamos indirectos o directos al Ayuntamiento de Llanera repercuten en algo; el ahorro de servicios ya lo vivimos día a día.

Con todo mi aprecio, reciban mis felicitaciones por el trato y si me permiten, les animo a seguir así ahora que llegan tiempos de elecciones. Nunca he soportado el derroche medioambiental en papel para llenar nuestros buzones de propaganda electoral.