LLANERA

SOCIEDAD

El asturianu, un chiringuito más

Publicado el Martes 28 de Diciembre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

“¿En qué treslluz del suañu surden,

aguyones al miel de los tos güeyos?

Foriatavien

l’agua a la to sede,

silente ye la risa

del caballeru andante,

silente’l so alendar

pela ñidia cornisa de la frente.

 

No sé si ustedes se han enterado de algo, yo, desde luego, de bien poco. Se trata de un extracto del poema en asturianu dela escritora María Teresa González titulado “Nos cantos escuros de los cuentos”

 Mucho podemos debatir sobre cuál debe ser el papel que la “llingua asturiana”, como biencultural,puede tener en la Asturias de hoy en día. Mi opinión es clara, como cualquier elemento de nuestra cultura debe protegerse, pero en ningún caso debemos elevar a la cooficialidad una lengua sin estructura y con diferentes variedades que durante los últimos años se ha intentado unificar desde laAcademia de la Lengua Asturiana, dando lugar a unalengua de laboratorio que no es representativa de lo que se habla en Vegadeo, ni en Lena ni en Colombres. El asturiano que se quiere implantar actualmente es una invención moderna, por ello pierde su carácter de tradición y su legitimidad para ser impuesto a la ciudadanía de forma general. Ciudadanía que sospecho tampoco está muy por la labor, pues en la manifestación por la cooficialidad del pasado 16 de octubre asistieron 30.000 personas según los organizadores, 5.000 según la policía local y 273 según mi prima Juana que tiene un ático detrás de la Renfe.

 Por mucho que me gustaría que tuviéramos una lengua lo suficiente madura y representativa como elemento diferenciador, no la tenemos. Históricamente en Asturias se han hablado romano y varios dialectos celtas, si lo que se quiere es dar importancia al asturianu, no hay que imponer su uso, lo que hay que hacer es establecer sus propias ramas de estudio serías y científicas que hagan que sus reglas y uso puedan ser preservadas en el futuro de forma fiel.

 No sé si conocen a Marisina de la TPA, pero ese es realmente el asturianu que hablamos en la calle y nada más. Sobre el papel de la cooficialidad o no, como decía, yo tengo esta opinión porque miro el asunto con mis ojos, quizá otros ojos puedan ver algo diferente. De entre todas las razones que hacen que desconfíe de este tema, la primordial es que su gestión está hecha por políticos que no buscan la preservación de un bien cultural, sino que lo que buscan solo es la consecución de sus propios intereses, que no son otros que los de montar más chiringuitos donde colocar a los palmeros que más méritos a nivel del partido hubiesen acumulado.

 El primer ejemplo de lo que les comentaba es el tratamiento de toda esta amalgama de intenciones que se ha vuelto la reforma del Estatuto de Autonomía de Asturias. Cómo podemos tomarnos en serio la cooficialidad del asturianu cuando su aplicación depende del voto de un diputado de la Junta de Foro, partido claramente en descomposición, que a cambio pide la eliminación del impuesto de sucesiones, ¿de qué estamos hablando, de lenguas o de impuestos? ¿de verdad una cosa depende de la otra?

Lotriste es que sé bien como acabará esto, se impondrá el asturiano como lengua cooficial con lo que la Academia de la Lengua Asturiana accederá a más financiación y servirá como un chiringuito de recreomás para todos aquellos socialistas y podemitas a los que las urnas les manden a la sombra de la oposición.

 Al igual que las malas hierbas, los chiringuitos tienen la cualidad de aparecer por todas partes y, como no podía ser de otra manera, dentro de nuestro Ayto. de Llanera también los podemos encontrar. Me refiero concretamente a la plaza que el Ayuntamiento acaba de sacar a concurso para la contratación de un Técnico/a en Normalización Lingüística, plaza que entre coste de salario y cotizaciones supondrá al Ayto.unos 33.500 euros. Huele cuanto menos a chiringuito, pero en lugar de ponerle la bandera pirata, pondrán la socialista. Necesidad de normalización lingüística, cero, necesidades de becas al servicio de madrugadores, ampliar el saneamiento, programas de asistencia a domicilio para nuestros mayores o reactivación de las comisiones de festejos que tantas alegrías nos dan, de esas, tenemos muchas.

 No sé si recordarán también el funcionario a sueldo que tenemos para regularización de la toponimia, mismo perro, pero con distinto collar que el anterior. Si es cierto, que la bandera de estechiringuito es más bien de color morado.

 El esfuerzo económico del Ayuntamiento en favor del cooficialidad no se queda solo en los chiringuitos anteriores, también hay que destacar otras actuaciones menos descaradas pero igual de rentables como los talleres infantiles únicamente en asturiano, del que muchas familias decidieron abandonarlo antes de tiempo por no entender nada o también tenemos todo ese esfuerzo de marketing en todos los carteles del Ayto en asturiano, donde quieren ser más papistas que el Papa y no hay ni una palabra en castellano.

A todo esto, los partidos de la oposición de Ayuntamiento, no dicen ni mu, y para mi es tan culpable la mata como el que tira de la pata.

Toda la vida criticando a los catalanes y ahora vamos nosotros camino de lo mismo. Por ello solo les pido a todos estos políticos, que sean serios, yo con mi trabajo no jugaba porque era lo que me daba de comer a mi familia y a mi, espero que ellos no jueguen con los ciudadanos porque son los que les dan de comer ellos y a sus familias.

 

 

Pepe Santolaya