LLANERA

DEPORTES

Los pilotos llanerenses orgullosos de haber acabado el rally Princesa de Asturias que era el objetivo

Publicado el Miercoles 22 de Diciembre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El periódico El Tapín se entrevistó con los pilotos y copilotos llanerenses que participaron en el Rally Princesa de Asturias este año, que fueron el piloto Sergio Nieto y su copiloto Raúl Díaz, además de los pilotos José Prado y Juan Manuel Rúa. Para Sergio y Raúl este fue su segundo rally Princesa, ya que corrieron en la categoría nacional, en el año 2019, y este año decidieron hacerlo en el regional. Sergio y Raúl aseguraron que les atrajo la idea de que el rally pasara por delante de sus casas en Arlós, compiten con un Peugeot 206. Pero su primera competición fue en el I Rallysprint de Llanera.

José Prado compitió con su copiloto Abel Rodríguez y llevan un rallysprint, que fue el de Carreño en 2021 y este rally Princesa de Asturias. Mientras que Juan Manuel Rúa comenzó en el mundo del rally en el año 2015 y participó en muchísimas competiciones, en el Princesa compitió en todos las ediciones que se organizaron. El copiloto que acompaña a Rúa se llama Luis Fernando Álvarez.

Los pilotos consideran que en Llanera existe mucha más afición al autocross, debido a se organiza el Tramo de Tierra Cierru Los Pinos en verano, además de que los circuitos más cercanos como el de Corvera y La Belga, son de autocross. “A esto se suma que está modalidad de motor es mucho más cara, además requiere de muchos más días para reconocer. Los pilotos del concejo son todos de autocross, como Somohano o los Tamargo, alguien tiene algún contacto que compite en las pruebas de tierra y más normal es que la gente se inicie en eso, porque vas a verlos competir o ves como preparan sus coches y tu acabas haciendo lo mismo”, destacaron.

Es más caro porque esta modalidad exige ir a unos reconocimientos para cada prueba, donde se gasta gasoil, la comida, ruedas y demás, “solo para ir a tomar notas ya gastas 100 euros en gasoil o gasolina, porque si vas a correr el rally de Tineo, ya tienes que salir de Llanera a las 7 de la mañana, paras a tomar un café y un pincho con el copiloto, ya juntaste 10 euros; más 80 euros de gasoil, después haces los tramos y a media mañana paras a comer y le das otra pasada a todo el recorrido del rally, porque de un tramo a otro tienes que ir por el sitio que te marcan, un reagrupamiento en el medio y eso tienes que saberlo antes. Si en el rally se hacen cinco pasadas, una tienes que hacerla obligatoriamente a todo el recorrido. El rally de Tineo son 300 kilómetros y de la meta a la salida son 20 kilómetros que hay que sumarlos también”, explicó Rúa.

Nieto comentó que cuando compiten en estas pruebas la mayoría de las veces, por no decir todas, hay que quedarse en un hotel porque la competición son dos días, mientras que en tierra se hace todo el mismo día. En cuanto a los reconocimientos explicaron que se hacen cuando se puede concretando un día con el copiloto, antes de la carrera, porque se suele echar todo un día en ello. En Asturias se organizan varios rallyes: Picos de Europa, Tineo, Princesa de Asturias, Llanes, La Felguera, el del Carbón, Cangas Narcea y La Espina, entre otros.

Los pilotos confiesas que eligen a su segundo de abordo por amistad, “sino no aguantas”, aseguran. “Son muchas horas y hay que llevarse bien, tiene que ser una persona de confianza. Es mejor que cuente con algo de experiencia, porque consideran que es el 80% del coche, pero se va cogiendo con el tiempo en eso no hay problema. El copiloto tiene que ocuparse de las inscripciones, lleva todo el papeleo del coche y llevarlo con él, contar con las fichas, los seguros, hacer las notas y el día del rally tener apuntados los tiempos, siempre tienes que fichar en tu minuto y hacer un seguimiento del rally en tiempos y enlaces. La comunicación es fundamental porque hay que guiar al piloto en todo momento. Tenemos un roadbook, que es la hoja de ruta, que debido al covid hay que descargarlo de la web”, afirmó Raúl Díaz.

Los pilotos consideran que el covid les ha afectado seriamente, pero no solo por estar más de un año sin competir, sino porque les cargan con más gastos, “con esto pagamos siempre los mismos, porque las inscripciones nos subieron 15 euros por el GPS, que antes solo se pagaba la inscripción del rally, que son 250 euros y para correr en el nacional son 495 euros, ahora hay que sumar los 15 euros del GPS, que antes lo pagaba la Federación pero se acabó y lar organizaciones no lo quieren pagar y tenemos que hacerlo los participantes. Es necesario porque sin él no puedes salir a correr. El roadbook es digital y hay que descargarlo e imprimirlo otros 20 euros, como mínimo, que antes corría con ese cargo a escudería. Entre todo te puedes poner en 1.000 euros por cada prueba, siendo en Asturias”, criticó Rúa.

Por estas razones, los pilotos deben elegir muy bien las pruebas que van a disputar ese año, ya que deben contar con el suficiente presupuesto. Rúa aseguró entre risas que el elige las pruebas según vayan dándose los meses, “yo antes corría todo, rallyes y montaña pero llega un momento que también cansas, porque llega a ser todo lo mismo, es importante que varíen los tramos año a año. Por eso este año decidí correr pruebas que me gustan, como el rally de históricos de Avilés por cambiar”, apuntó.

Los pilotos confiesas que al pasar un año sin competir pudieron ahorrar dinero y tener los fines de semana libres, “nosotros corremos la Copa Desafío Ecomodular, que había que disputarla con el mismo coche y realizabas cuatro rallyes y cuatro rallysprint, corrimos el Princesa, el de Picos, Cangas de Narcea, La Felguera, el rallysprint de Carreño, Carbayín, Luarca entre otros, en la general quedamos por la mitad de la tabla. Quería correr y me gustan las Copas, porque había ido como copiloto a alguna, además hay más vidilla y con quien pelearse, también hay más igualdad y se hacen amigos, porque hay buen ambiente y nos ayudamos unos a otros”, explicó Sergio Nieto.

 La Federación de Motor les propuso a los pilotos hacer un descuento en las licencias de cada modalidad, ya que en 2020 no pudieron competir, “incluso hubo Federaciones que devolvieron ese dinero, pero aquí solo se ofreció un descuento de 60 euros dependiendo la modalidad. En rally la licencia es de 350 euros y algunos pilotos que compitieron el año del covid en pruebas nacionales o internacionales no tenían derecho a ese descuento”, criticaron.

Estos pilotos compitieron en el II Rallysprint de Llanera. “Cuantas más pruebas allá en Llanera mejor, porque tenemos tramos bastantes en el concejo para hacer rallyes y las carreteras están muy bien, por eso el resto de pruebas tocan Llanera como el de Avilés y el Princesa, por algo será. Lo cierto es que organizar una competición de este tipo conlleva mucho trabajo, dinero y tiempo, además necesitas contar con mucho apoyo de personas que se involucren. Este rallysprint está muy bien y es el centro de Asturias, que lo hace más atractivo si cabe. El problema es que todos los fines de semana hay carrera”, comentaron.

Los llanerenses consideran muy importante el público en las competiciones, por eso no les gustaba la idea de que las pruebas se hicieran sin él cuando la época más dura del covid. “Los aficionados han bajado un 70%, pero esto antes de la pandemia ahora no sabemos si continuará la afición, pero es fundamental contar con público que te anime, como en cualquier otro deporte. Es cierto que este público debe respetar las normas de seguridad establecidas en los circuitos. Cambiaron los hábitos con la pandemia, además las nuevas tecnologías con los videos en las redes sociales, se perdió la afición de acudir a los rallyes”, apuntaron.

Se mostraron muy contentos con su participación en el rally Princesa de Asturias, ya que el objetivo de todos ellos era acabarlo. Sergio y Raúl aseguraron que les gustaría correr el rally de Tineo y el de Llanes, además de alguno fuera de la región. A José Prado le gustaría correr el del Carbón de la Montaña Central. Rúa comentó que le gustaría correr una prueba nacional.