SIERO1

POLíTICA

El servicio de comida a domicilio para mayores de 65 años comenzará a funcionar el día 10 de enero

Publicado el Lunes 20 de Diciembre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El Ayuntamiento  de  Siero  comenzara  a  prestar  el  servicio  de  comida  a  domicilio  para  mayores de 65 años el día 10 de enero. Esta iniciativa, cuyo plazo para pedirla se abrió el 2 de noviembre,  cuenta  ya  con  15  solicitudes.  Al  igual  que  otros  servicios  como  la  ayuda  a  domicilio, el plazo permanecerá abierto de forma permanente.

Esta  nueva  prestación  se  plantea  como  un  servicio  complementario  de  atención  en  las  propias casas de los usuarios, es decir, se suma a la prestación de ayuda a domicilio y a la teleasistencia destinado a las personas que, por diversas circunstancias, de forma temporal o definitiva, hayan adquirido una limitación que le impida asegurar la elaboración, ingesta y alimentación adecuada conforme a su estado de salud.

Los requisitos para acceder al servicio son tener más de 65 años y necesitar apoyo en alguna actividad básica de la vida diaria o menores de esa edad que, por circunstancias personales (situación de dependencia o discapacidad y/o sociales) no puedan cocinar. También hay que estar empadronado en el municipio de Siero y que la vivienda disponga al menos de frigorífico, en buenas condiciones de uso. Finalmente se tendrá en cuenta la renta de los solicitantes a la  hora  de  pedir  el  servicio. 

La  finalidad  de  este  servicio,  dotado  con  60.000  euros, de  los  que  30.000  los  aporta  el  Ayuntamiento  y  los  otros  30.000  el  Principado,  es apoyar  a  aquellas  personas  que  tienen  limitaciones en su autonomía personal y dificultades para realizar las actividades básicas de la vida diaria, así como de garantizar una correcta alimentación, adaptada a las necesidades del usuario.

Los objetivos de la prestación son:

  • Proporcionar a los usuarios una dieta nutricionalmente correcta que favorezca una alimentación sana  y  equilibrada,  incluso  en  los  casos  de  regímenes  alimenticios  prescritos en el correspondiente informe médico.
  • Evitar riesgos de accidentes derivados de la realización por parte de los usuarios de tareas que llevan aparejada la preparación de comida en el hogar, como la realización de la compra, contacto con el fuego, gas, u otros elementos de combustión; teniendo en cuenta las circunstancias de autonomía de cada persona.
  • Liberar a las auxiliares de ayuda a domicilio de la preparación de comidas en el hogar, pudiendodedicar su tiempo a tareas de cuidado personal.
  • Promover la autonomía personal y potenciar la permanencia en el domicilio de las personas que utilizan este tipo de prestación.
  • Permitir un minucioso seguimiento del estado de usuario, previniendo la aparición o agudización de otros problemas y disminuyendo el riesgo de contraer enfermedades y carencias