LLANERA

POLíTICA

El nuevo Centro Social de Lugo estará listo en 2022

Publicado el Viernes 26 de Noviembre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Lugo estrenará nuevo centro social en 2022. El Ayuntamiento de Llanera invertirá 194.000 euros en la adecuación de un local municipal situado en el parque Ovidio Libardón, para convertirlo en el nuevo centro social de la parroquia. Un espacio más amplio, perfectamente equipado, y sobre todo, más céntrico y accesible para todos los vecinos y las vecinas. El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y la concejala de dinamización social y comunitaria, Isabel Fernández, han visitado el local que albergará el nuevo equipamiento y que entrará en servicio el próximo año.

En la actualidad, el centro social de Lugo se ubica en el entorno del polideportivo municipal de la parroquia. Un espacio nada céntrico que no podía albergar todas las prestaciones y actividades que el Ayuntamiento quería desarrollar. Como explica el alcalde, “queremos seguir acercando los servicios al ciudadano, y en esta línea, decidimos buscar una mejor ubicación para el centro social, ya que se trata de un espacio muy frecuentado por los vecinos y las vecinas y en el que las distintas concejalías desarrollan numerosas actividades a lo largo del año. Además de la ubicación, buscábamos un local accesible y espacioso, que sirviese al mismo tiempo como espacio de reunión y encuentro, y en el que pudiésemos desarrollar toda la programación municipal que tenemos pensada”.

El local que albergará el nuevo centro social está situado en la planta baja de un edificio de viviendas situado en la calle Santa María. Tiene fachada a la calle y al Parque Ovidio Libardón.  El acceso se habilitará en la fachada posterior del edificio, por el soportal existente, con rampas accesibles a las que se accede desde la calle Santa María, ya que resulta la más idónea para el fin que se pretende: un lugar de reunión y esparcimiento, situado en un lugar agradable y luminoso, en pleno centro de Lugo.  Para cumplir este objetivo, se parte de un espacio diáfano, en el que todos sus componentes serán nuevos una vez realizada la demolición interior. Se hará especial hincapié en el aspecto de ahorro energético, dotando a la envolvente de estos espacios de un aislamiento térmico idóneo, una ventilación mecánica y una climatización del aire para crear un clima de confort. Así, se emplearán materiales duraderos, de fácil conservación y adecuados para el uso al que se destina el espacio, con lo que se conseguirán unas dependencias agradables y funcionales. El nuevo centro social, que tendrá una superficie total de 210,26m2.

Gerardo Sanz insiste en que “cuando se elaboró el proyecto de adecuación del local, las premisas básicas eran: instalaciones accesibles, modernas, que mejoren la calidad de vida de la ciudadanía y que favorezcan la interrelación entre personas. Y en este sentido, hemos cumplido el objetivo. No me cabe duda de que cuando comience a funcionar, los vecinos y las vecinas van a notar ese cambio y disfrutarán mucho más del espacio y de todas las actividades que vamos a poner en marcha”.

 

Para la concejala de dinamización social y comunitaria, “se trata de crear un espacio, que favorezca las relaciones entre los vecinos y vecinas de la parroquia y los distintos colectivos del concejo, que beneficie la convivencia, y en el que también tenga cabida el ocio, la tertulia, la información, los cursos y las conferencias. En definitiva, un espacio abierto y participativo”.