LLANERA

SOCIEDAD

El Restaurante La Roca de Sevares se llevó los dos lotes de cabritu bermeyu de la subasta organiza por ACRIBER en el parque de Posada

Publicado el Sábado 20 de Noviembre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El Restaurante La Roca de Sevares se llevó los dos lotes de cabritu bermeyu de la subasta organizada por al Asociación de Criadores de Cabra Bermeya, en el parque Cuno Corquera de Posada de Llanera, el sábado 20 de noviembre por la tarde. El primer lote lo consiguió por 525 euros y el segundo por 900 euros, ese dinero un total de 1.425 euros van a ir destinados a la Asociación de Criadores de Cabra Palmera, para que puedan invertirlo en todo lo que han pérdido en estos más de dos meses de actividad del volcán. En esta subasta colaboró el Ayuntamiento de Llanera.

El presidente de ACRIBER, Jesús Álvarez, se mostró muy contento con este dinero conseguido en la subasta presencial, al que hay que sumar 300 euros de la online, más el dinero de las donaciones que todavía no está contabilizado. "Este es un producto diferente, que pensé que congregaría a más personas para la subasta, pero estuvo muy bien y estoy muy contento con lo recaudado. El Restaurante La Roca lleva desde mayo comprardo cabritu bermeyu y lo ofrece en su menú, sabel perfectamente lo que es el producto", apuntó.

Nacho Costoya, acudió en representación del propietario de La Roca, y explicó que además de llevarse el producto de gran valor y calidad para ellos existe una cuestión solidaria que es importante. "Queríamos echar una mano en este acto y llevarnoslo, con un kilo de cabritu cinco de familia comen perfectamente, que serían 250 gramos de carne con una guarnición o una entrada para mesa nos da. Este es un plato que tenemos todo el año y es extraordinario, tanto el cabrito asado como al horno con patatinas al estilo castellano, que se hace con leña de encina de Castilla y en un horno hecho a mano sale espectacular", explicó. 

Costoya comento que además con esta participación el consumo de esta carne y se ayuda a los ganaderos que están sufriendo por los ataques del lobo.