SIERO

SOCIEDAD

El colegio El Cotayo de Carbayín fue uno de los centros pionero en apostar por la educación bilingüe en asturiano y les gustaría que continuara ese proyecto

Publicado el Sábado 09 de Octubre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El director del colegio público El Cotayo de Carbayín, Gonzalo Fernández Sánchez, lleva tres años en el cargo coincidiendo con la pandemia del coronavirus. “Cuando cogí el cargo fue cuando empezó todo en el mes de marzo, fue un año difícil como el anterior. Antes ocupé el cargo de secretario del centro y la directora anterior concurso para el colegio de El Carbayu de Lugones y me quedé de director”, afirmó. 

Este año cuentan con 73 alumnos y aumentó la matrícula, el pasado curso contaron con tres alumnos en el centro nuevos y este año comenzaron 14, supone un aumento del 400%. “Lo normal es que suelen empezar una media por curso de entre 6 o 8 alumnos, pero es cierto que con la pandemia estamos notando que gente de otros concejos se está afincando en la parroquia y en las zonas rurales en general. Incluso tenemos un alumno que ha llegado de Madrid, además en esta parte las viviendas son bastante más baratas que de dónde vienen y les atrae. Llevamos unos años con un número estable de alumnos, porque hubo unos años que iba a la baja y ahora se mantiene”, explicó. 

Fernández comentó que en este momento ya no mantienen el plan piloto de bilingüe en asturiano, “consistía en impartir algunas asignaturas en asturiano, en este caso impartíamos sociales, se llevó a cabo durante dos cursos y se dejó de hacer. Solo participábamos cuatro centros y la impartía yo, que soy especialista en asturiano y era uno de los requisitos contar con un docente especialista en el propio centro. Fue una experiencia muy positiva y los estudiantes estaban encantados, además aquí el 100% de los alumnos van a asturiano y ese era otro requisito. Un objetivo de la consejería es promocionar la lengua asturiana, sería bueno que se retomara, porque todos los festivales y actividades complementarias se realizan en asturiano, tenemos una profesora que lleva 10 años en el centro y se preocupa muchísimo y ven el asturiano como algo normal. Intentamos mantener las tradiciones, por ejemplo, sustituimos el Halloween por la Nueche d Ánimes”, afirmó. 

Uno de los programas con los que cuenta es el PROA, también el proyecto del Huerto Escolar que se retomará en breve y están pendientes de las convocatorias de los programas que puedan salir. “En todas las aulas contamos con pizarras digitales, monitor interactivo, ordenadores, tablets y un aula de informática, estamos muy equipados en cuanto a tecnología”, afirmó. La mayoría de los alumnos acuden al centro en autobús y tienen derecho al comedor. 

Fernández se ocupa de todo el funcionamiento administrativo y del día a día, es la persona que coge el teléfono, que abre el centro a las 8 de la mañana y que lo cierra a última hora, además en el comedor cuentan con cocina y el director se encarga de hacer la compra de los alimentos para los diferentes menús. También gestiona el Aulario de Areñes, donde están los alumnos de infantil. 

El director recordó que el Ayuntamiento de Siero realiza obras de mantenimiento como pintar el centro; mejorar los canalones, reparar la pista y ahora considera que sería necesario cubrir dicha pista; lo mismo que en el patio interior que, aunque esté cubierto, considera que se deberían de poner unos paneles para evitar la lluvia entre por los lados a la pista.   

En cuanto a las medidas covid se mantienen las mismas que el curso pasado, con la distancia, el uso del gel y la mascarilla, “lo que ocurre que las ratios aquí son más pequeños y tenemos aulas grandes, por lo que los alumnos pueden estar separados sin problema y no hacen falta las entradas escalonadas, porque unos van al comedor y otros a sus casas, y vienen en bus y otros andando. El curso pasado solo estuvo en cuarentena un aula de infantil, que solo afectó a un alumno que no contagio al resto, a pesar de que estos alumnos no llevan mascarilla”, comentó. La dirección del centro mantiene muy buena relación con la Asociación de Madres y Padres del centro, que les apoyan, ayudan y colaboran en todo lo que les demandan, incluso organizan sus propias actividades.