SIERO

DEPORTES

La Isla de Siero F.S. homenajeó a dos de las personas más queridas: Corujo y Michel

Publicado el Sábado 06 de Noviembre del 2021


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El Polideportivo Nuevo de Pola de Siero acogió el derbi La Isla- Les Campes, aprovechando la ocasión el equipo que jugaba como local organizó un reconocimiento a dos de las personas más queridas del club, que ya no están entre nosotros:  el míster Corujo y el jugador Michel.

El presidente de La Isla, Ismael Nava, explicó que este reconocimiento se celebró el sábado 6 de noviembre porque es la segunda jornada de la liga y la primera que juegan como locales en el polideportivo poleso, “Este homenaje se hace para dos personas, Corujo que fue el entrenador que nos ascendió a Tercera y Michel que fue un jugador muy importante dentro del club, que formó parte de ese equipo del ascenso, que fue en la temporada 2000-2001. Ambos fallecieron recientemente”, afirmó. Este homenaje quería realizarse en la temporada pasada, pero no fue posible debido a la pandemia.

Nava explicó que se entregó a las viudas un ramo y una placa con el escudo del club. también participaron jugadores de esa temporada del ascenso en la iniciativa. “Fueron personas muy importantes para el club no solo por el ascenso, sino porque estaban volcados con el equipo”, apuntó el presidente.

Eva Megido, viuda de Florentino Corujo Rodríguez, explicó que su marido formó parte de La Isla durante cuatro temporadas, dos en Preferente y otras dos en Tercera, como entrenador. “Estaba muy volcado con el equipo, tanto con este como en otros que estuvo, ya que estuvo en muchos más, porque era un amante del fútbol sala. En el último que estuvo fue en el Arenas de Manzaneda. Para mi este reconocimiento es una cosa muy grande, porque veo que lo recuerdan con cariño, aunque tenía su carácter y reñía a los jugadores, pero a los 5 minutos estaba solucionado. Era una gran persona y siempre fue muy querido”, recuerda.

Isabel Viñayo, Viuda de Miguel Ángel García Sandianes “Michel”, comentó que siempre le ha gustado el fútbol, primero jugó en campo y después se pasó a pista, donde jugaba como ala pivot, y en los últimos años su gran pasión fue la bicicleta. “Era muy deportista. Esto supone un reconocimiento para la familia que podemos ver que era una persona muy querida, tenía muchos amigos y personas que le apreciaban, que es muy importante porque no sabía que tanta gente le quería, era muy buena gente y amigo de sus amigos”, destacó.