SIERO1

VARIOS

La Audiencia Provincial archiva la denuncia del SIPLA contra el alcalde y la concejala de Urbanismo por conceder una licencia municipal para pintar una barandilla en la vivienda del regidor

Publicado el Jueves 24 de Noviembre del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

La Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por el Sindicato Independiente Policía Locales de Asturias contra el alcalde de Siero, Ángel García, y la concejala de Urbanismo, Susana Madera, sobre la denuncia presentada por el sindicato sobre la concesión de una licencia en solo dos horas al primer edil para pintar una barandilla. “Fue una denuncia por lo penal, donde se nos acusaba de prevaricación, falsedad documental,  y más cosas, por pintar una barandilla y porque la licencia del Ayuntamiento me la habían dado muy rápido, barandilla que no requiere ni licencia”, comentó.

García aseguró que está denuncia en un primer momento se desestimó, pero el SIPLA recurrió a la Audiencia Provincial y les llegó ayer la desestimación definitiva de la causa con la fecha del 23 de noviembre. “Por fin esta causa queda definitivamente cerrada. Más allá de la alegría de que una de estas denuncias que estaban pendientes queda archivada, la valoración política es que desde hace tres años y medio he decidido cambiar la Policía Local para que trabajase correctamente y se diese un servicio al ciudadano, que no se estaba dando, para que fichase, saber cuándo vienen o no, eliminar las horas extraordinarias innecesarias, ajustar los efectivos al presupuesto y que los agentes vinieran a trabajar, porque no había un calendario anual, no había un control de presencias, en personal no se sabía si venían  o no, si estaban de baja o de vacaciones, una serie de irregularidades muy graves que estaban pagando todos los ciudadanos y como alcalde y jefe de la Policía Local tengo que intentar corregir esas situaciones”, apuntó.

García comentó que llevaron a cabo medidas de manera firme, sin salirse del guión con el único objetivo de que cumplan con sus obligaciones y que sirvan a los ciudadanos de una manera adecuada. “Me han presentado múltiples denuncias y más de 300 escritos ante el registro del Ayuntamiento. No voy a cambiar, voy a seguir con el mismo objetivo, que para eso me pagan los ciudadanos. Es muy desagradable que se instrumentalice la justicia para conseguir lo que la ley y el convenio colectivo no te da, y para intentar ir contra la voluntad de los ciudadanos, cuando eligieron un alcalde de manera democrática, para hacer presión y para ir contra el interés general. Me siento presionado y coaccionado muchos días, y algunos grupos de la oposición se suben al carro para intentar conseguir lo que las urnas no les dieron, para quitar a la persona elegida por los ciudadanos. Es muy fácil denunciar por todo cuando no arriesgas nada ni tienen consecuencias, además el denunciado tiene que demostrar su inocencia en muchos casos. Se hace un uso indebido de la justicia y es muy peligroso”, comentó.