LLANERA

DEPORTES

El llanerense, Adrián Pello, ocupa el cargo de Director Deportivo de la DV7 ACADEMY en Santo Domingo

Publicado el Lunes 21 de Noviembre del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El llanerense, Adrián Pello, es un apasionado del fútbol y sobre todo una persona a la que le gusta enseñar a los demás. Su trabajo, esfuerzo, dedicación y grandes resultados le han llevado a ocupar el cargo de Director Deportivo de la academia y planificar los entrenamientos de todas las categorías siguiendo la metodología de entrenamiento de DV7 ACADEMY, en la República Dominicana.  

-¿Cómo comenzó en el fútbol?

Desde que era bien pequeño, tengo el recuerdo de acompañar a mi padre a ver partidos del Up Langreo los fines de semana. Con 4 años empecé a jugar en categoría minibenjamín en el Juventud Estadio. Allí estuve hasta categoría cadete, después fiché por el Real Oviedo, donde estuve hasta terminar la etapa juvenil. Durante esos años, además, recibí la convocatoria de la selección asturiana Sub-16 para participar en los campeonatos de España de Selecciones autonómicas. Cuando terminé mi etapa como juvenil, Toño que entonces era el secretario del Llanera, me propuso ir a jugar al Llanera, jugué cuatro temporadas y decidí dejarlo porque desde hacía años arrastraba muchas lesiones en los aductores y llegó un punto en el que casi no podía correr por culpa del dolor.

-¿Por qué decidió hacerse entrenador? ¿En qué equipos y categorías ha entrenado?

Cuando llegué a Llanera, coincidí en el equipo con uno de mis mejores amigos de siempre, Raúl, que era el entrenador del Prebenjamín. Necesitaba un ayudante, y yo siempre tenía curiosidad por empezar a entrenar, así que le propuse ser su ayudante y él aceptó. Tenía 18 años, pero ya tenía claro que quería vivir el fútbol desde otro punto de vista distinto al de jugador. Con Raúl aprendí mucho los años que compartimos y después, él, que también era coordinador de fútbol sala, decidió darme un equipo Prebenjamín para empezar como primer entrenador. A partir de ahí fui sacándome los títulos de entrenador y en la temporada 13-14 coincidí con Jesús Granda, con quien hice las prácticas del Nivel 1 de entrenador en el juvenil del Llanera.

Esa temporada fue la que más aprendí gracias a él, y fue quien me animó a seguir formándome y creciendo como entrenador. Esa temporada también entrenaba a un equipo infantil, y después, fui pasando por todas las categorías del club hasta llegar al juvenil. En total fueron 13 temporadas como entrenador en el club.

¿Cuál ha sido su mayor logro como entrenador? ¿Cuál le gustaría alcanzar?

A nivel deportivo, fueron años bastante buenos en general, pero me quedaría con las temporadas que estuve en el equipo Juvenil. En la temporada 16-17 conseguimos ascender de 3ª a 2ª Juvenil, en la 18-19 de 2ª a 1ª y en la 19-20 de 1ª a Liga Nacional Juvenil, categoría en la que actualmente sigue compitiendo el club. Tuve la suerte de contar con unos grandísimos jugadores, que fueron los principales responsables de todo, y también con la ayuda de varios de mis amigos, Javi, Saya, Oky y Toni, que durante esas temporadas compartimos equipo de trabajo y que también fueron pieza clave para conseguir los objetivos.

Para el futuro, nunca he pensado más allá de seguir formándome y seguir aprendiendo de toda la gente que pueda. Si tuviera que decirte algo que alguna vez haya pensado, sería, como oviedista que soy, entrenar al Real Oviedo, pero ya te digo, no me marco ninguna meta, simplemente la de mejorar en el día a día.

-¿Cómo surgió la oportunidad de formar parte de la escuela DV7?

En la temporada 16-17 la red de academias DV7 de David Villa llega al Llanera y desde un principio me tuvieron en muy buena estima. Con la llegada de Elsa a la parte administrativa del club, todavía se acentuó más la confianza en mi trabajo y, en la temporada 19-20 me ofrecen ser el Director de Metodología y Entrenamiento en la academia de Llanera. En la temporada 20-21 la academia y el club no siguieron con su vinculación y desde DV7 Group me trasladan su total confianza para continuar en uno de sus proyectos a nivel internacional. Algo que no dudé en aceptar.

Personalmente le estoy muy agradecido a todas las personas que forman parte del grupo, pero especialmente a Elsa y David Villa ya que apostaron por mí desde el primer momento y lo siguen haciendo. Tengo la suerte de trabajar en un grupo de trabajo donde me valoran y me apoyan de verdad al 100% desde el primer día, y eso en el mundo del fútbol es algo difícil de encontrar.

-¿Y la de irse a otro país y tan lejano?

A raíz de mi salida del Llanera desde DV7 Group me ofrecen incorporarme como Director Deportivo a la DV7 ACADEMY de San Diego en California. Esto fue a finales de octubre de 2020, justo en plena pandemia y con todos los problemas que trajo la misma. Por aquel entonces no era fácil conseguir un visado para EEUU, o al menos no en un plazo razonable de tiempo (la espera era más o menos de 8-9 meses).

Entonces, me ponen sobre la mesa la opción de República Dominicana, que no tenía tantos niveles restrictivos a la hora de otorgar visados. Yo quería incorporarme a donde fuese lo más rápido posible, por lo que me decidí por venir a Santo Domingo. Tampoco fue fácil, porque una semana antes de viajar, el gobierno anunció la prohibición de todo tipo de actividades deportivas, y mi llegada si dilató unos meses más de lo esperado.

¿Cuál es el cargo que tiene y de qué se ocupa?

Soy el Director Deportivo de la academia y principalmente me encargo de la planificación de los entrenamientos de todas las categorías siguiendo la metodología de entrenamiento de DV7 ACADEMY, también imparto formaciones a jugadores y entrenadores de la academia, además de organizar cualquier tipo de actividad deportiva de la academia, como puede ser torneos, campus, etc…

-¿Cómo es su día a día allí?       

Me levanto muy temprano, normalmente a las 7:00 ya suelo estar despierto, aprovecho a revisar el mail, preparar entrenamientos o cualquier cuestión que tenga del trabajo e intento ir los máximo días posibles al gimnasio. También aprovecho las mañanas para hacer videollamadas con la familia, ya que por cuestión horaria es cuando más cómodo me resulta.

Después de comer, salgo para las instalaciones de la academia, hasta más o menos las 20:30, que vuelvo a casa. Los fines de semana, si no tenemos actividad, me gusta aprovechar y conocer diferentes zonas del país.

- ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Me gusta todo, porque al final es algo, que como te decía, desde pequeño llevo viviendo y practicando. Pero quizás lo que más es ver la evolución de los niños. Las caras de felicidad con las que salen de los entrenamientos y los partidos, la predisposición que tienen para aprender…

-¿Qué es lo que más echa de menos?

A la familia y amigos. Soy una persona muy familiar y siempre he tenido cerca a la familia. Tengo debilidad por mis sobrinos y cada vez que vuelvo a casa, intento estar el máximo tiempo posible con ellos.

-¿La familia y amigos le han ido a visitar?¿Qué pensaron ellos cuando les dijo que se ibas?

El año pasado vinieron mi hermano y mi tío 15 días. Y mi madre vendrá pronto. Cuando les conté la oportunidad que me habían presentado, todos se alegraron mucho por mí, porque sabían que iba a vivir una experiencia buenísima, trabajando y disfrutando en lo que me gusta.

¿Tiene pensado volver algún día?

A día de hoy, no, la verdad. No me gusta pensar en que pasará más adelante. Me encuentro muy a gusto aquí, me han acogido muy bien, estoy aprendiendo mucho, conociendo otra cultura y viendo otra forma de vivir el fútbol.