SIERO1

VARIOS

La vecindad de Muñó se reunió para abordar el arreglo del cementerio parroquial.

Publicado el Domingo 20 de Noviembre del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Fermín Riaño y Sergio Andrés Santa, párroco y vicario, respectivamente, de la Unidad Pastoral de Pola de Siero, presidieron esta primera reunión celebrada el sábado 19 de noviembre en la iglesia parroquial, para abordar la reparación del  cementerio de Muñó, que lleva unos ocho años sin arreglos.

Nerea Berros

“El mayor problema son las filtraciones de agua desde los techos, por el deterioro de las cubiertas, canalones y bajantes, pues ésto genera desconchones, caída de cargas de paredes, etc. También tiene problemas de accesibilidad, aunque lo más urgente es lo primero”, explica Sonia Rodríguez. Ella y Miguel Fernández llevan diez años trabajando en la tarea de cobrar la cuota anual de mantenimiento del cementerio, actualizar los datos de los títulos y comprobar las titularidades de los mismos. “Esta obra fue iniciada por el anterior párroco, Manuel Suárez Peñalosa, una persona que hizo mucho por Muñó y que fue quien nos involucró a nosotros”, destaca Sonia. Una gestión que se puede realizar todos los domingos a la hora de la misa.

La reunión, en la que muchas personas propietarias de nichos aprovecharon  para ponerse al día en el pago de la cuota anual, constituyó una primera toma de contacto en la que se acordó arreglar en primer lugar la parte más deteriorada del camposanto, para lo cual se van a solicitar varios presupuestos que serán presentados y debatidos en una próxima reunión a celebrar  dentro de unos meses.