SIERO

VARIOS

Los represaliados de la II República de la fosa de San Miguel de la Barreda, más presentes que nunca

Publicado el Domingo 06 de Noviembre del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

La Comisión Amigos y Familiares de Represaliados de la II República “San Miguel de la Barreda” organizó el 6 de noviembre el acto-homenajea a los 18 represaliados por los falangistas. En el mismo intervinieron Verónica Noval, Secretaria de Memoria Democrática FSA-PSOE, Juan Luís Vallina, Secretario de Organización de IU Siero, Manuel Riera, Secretario General PSOE Noreña, Eder Fonseca, Coordinador Local IU Noreña, Víctor Villa, representante del Gobierno del Ayuntamiento de Siero, Rita Camblor, Consejera de Presidencia del Gobierno del Principado de Asturias y Delia Losa, Delegada del Gobierno en Asturias.

La Mundial

El objetivo de la Comisión es reconstruir la memoria histórica, no es solo una deuda moral contraída con las Víctimas de la dictadura sino que, conforme a la Ley de Memoria Democrática recientemente aprobada, el reconocimiento y reparación moral de quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, de pensamiento u opinión, de conciencia o creencia religiosa, de orientación e identidad sexual, durante el período comprendido entre el golpe de Estado de 18 de julio de 1936, la Guerra de España y la Dictadura franquista hasta la entrada en vigor de la Constitución Española de 1978, es, a partir de este momento, también una obligación legal de los poderes públicos.

 Por ello, la Comisión de Amigos y Familiares de Represaliados de la II República “San Miguel de la Barreda” un colectivo de personas formado por familiares y descendientes de los represaliados, miembros de asociaciones de la memoria, o interesadas en rescatar del olvido los hechos que testimonian las fosas comunes sitas en San Miguel de la Barreda (Siero), estando convencidos del tremendo error y la gran injusticia que supone ignorar a los que perdieron la vida en nombre de las libertades democráticas, con el objeto de restituir la memoria democrática de todos y a fin de hacerles justicia a los inocentes que allí yacen.

Todos los intervinientes apostaron por la unidad de todos los demócratas y por la recuperación de la memoria democrática. Verónica Noval recordó que en 2007 fue cuando se comenzaron a aplicar políticas públicas gracias a la Ley de Memoria Histórica y hace unos días entró en vigor la Ley de Memoria Democrática, que complementa la anterior y que ha comenzado a dar sus frutos, como la retirada de la Basilia de la Macarena de los restos de Queipo del Llano. “Aunque despacio vamos avanzando, y eso muy a pesar por parte de la derecha y la ultraderecha que amenazan con derogar toda la normativa referente a la memoria democrática, en el caso de que ganen las próximas elecciones”, destacó.

Vallina recordó la importancia de la Ley Democrática, que señala tener por finalidad la recuperación, salvaguarda y difusión de la Memoria Democrática entendida como el conocimiento de la reivindicación y la defensa de los valores democráticos y derechos y libertades fundamentales a lo largo de la historia contemporánea de España y el reconocimiento de las personas que fueron perseguidas por razones políticas, ideológicas, pensamiento, opinión, de conciencia, o creencia religiosa, de orientación o identidad sexual durante el golpe de estado, la guerra de España y la dictadura franquista, hasta la entrada en vigor de la Constitución Española de 1978 y declara ilegal el régimen surgido después del golpe de estado.

Rita Camblor destacó la unidad de los demócratas y recordó los trabajos que se están realizando en las fosas conocidas de toda Asturias, además de la recogida de ADN de los familiares y el 23 de septiembre es el Día de la Memoria Democrática en Asturias, donde se reconoce a todas las víctimas. Los alumnos de la ESO y Bachillerato se acercarán con rigor a los contenidos de la Ley de Memoria Democrática, la eliminación de simbología fascista y la dictadura y se creará el Consejo de la Memoria.

Delia Losa pidió a toda la sociedad civil la colaboración para recuperar la Memoria Democrática, siendo sensibles y empáticos con todas las familias que sufren porque no saben dónde están sus familiares y quieren recuperar sus restos.