SIERO1

VARIOS

El historiador y profesor, Eder Fonseca, critica que el sistema educativo olvida enseñar a los jóvenes la historia del siglo XX de España

Publicado el Sábado 29 de Octubre del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El PSOE, Izquierda Unida y el Partido Comunista de Siero organizaron el homenaje a los Mártires de Carbayín, el sábado 29 de octubre. La secretaria de Memoria Democrática del PSOE, Mercedes Pérez, fue la encargada de presentar el acto y disculpó la ausencia de Maricuela en el acto por un accidente que no fue grave, pero le impidió acudir. La música la puso el grupo Sotavento. “El PSOE apoya y apoyará a familiares y amigos de las víctimas asesinadas y seguirá trabajando para que esta barbarie no caiga en el olvido, para que sucesos como los aquí ocurridos no vuelvan a darse”, comentó Pérez.

La Tahona

En este homenaje se recuerda a las 24 personas que fueron asesinadas el 24 de octubre de 1934 en el Rosellón. Nati Menéndez, secretaria del PC de Siero, aseguró que la Rebelión de octubre del 34 no llegó por casualidad, sino que se fue gestando desde el 32 y el 33 y en Asturias con huelgas de hasta 100.000 trabajadores organizados y unidos, que contaban con armas, dinamitas, el apoyo de sus familias y la sociedad. Una vez cortada la Rebelión la represión fue brutal, con persecuciones, detenciones y torturas por parte de la Guardia Civil a vecinos que habían participado. “24 hombres fueron detenidos y encerrados durante días antes de ser asesinados en el Rosellón por la fuerza fascista, el principal motivo fue la sospecha de haber participado en la Revolución, tanto vecinos, como fuerzas políticas año tras año rendimos tributo a los Mártires de Carbayín, uno de los episodios más bárbaros de la historia de Asturias contra el movimiento obrero”, apuntó.

Xaro Menéndez de IU leyó un poema de Luis Cernuda titulado: “Un español habla de su tierra”. Otro de los intervinientes fue Alejandro Suárez, de la dirección general de IU, que quiso dejar claro que es muy importante la unidad de la izquierda para luchar contra el aumento de la extrema derecha y su vuelta a los gobiernos europeos y la llegada a España con Vox.

El vicepresidente de Asturias, consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático y secretario general del PSOE de Siero, Juan Cofiño, recordó que desde la derecha se les critica diciendo que quieren enfrentar o resucitar el frentismo en España, “nada de eso queremos recuperar la dignidad de las personas que fueron injustamente masacradas, vejadas y asesinadas, es necesario hacerlo un día sí y otro también, porque es una obligación ética y moral”, afirmó. Cofiño comentó que Europa se ha vuelto frágil y nos ha de preocupar con el ascenso del nacionalismo excluyente y considera que debemos blindarnos para no volver atrás, por eso apuesta por la unidad de los demócratas y por los programas electorales que permitan esa unidad.

El historiador y profesor de Secundaria, Eder Fonseca, comentó que el caso de España con su historia es muy particular, porque en la Transición se llegó a un pacto para tirar hacia adelante, donde se optó por el silencio y el dejarlo atrás, además de la visión equidistante. Eso dio lugar a que el debate sobre la República y el Franquismo quedará fuera de los medios de comunicación, de las escuelas y los partidos políticos, lo que hizo que estuviera solo dentro de las familias. “Como consecuencia de eso toda una generación de adultos ahora mismo no tienen una información solvente, real y veraz sobre lo que supusieron esos acontecimientos, hubo que esperar a la generación de los nietos para preguntarse por la historia y los huecos que faltaban. Esto no ocurre solo entre los adultos, sino también con los jóvenes y es fruto de la falta de educación que recibieron en los institutos, tenemos que hacer una reflexión sobre por qué le estamos quitando a esas personas el derecho a conocer su historia. En mi instituto hemos hecho una reflexión sobre esto y las conclusiones a las que hemos llegado son que solo se ve la historia del siglo XX en 4º de la ESO, se dan conocimientos desde el siglo XVIII hasta hoy de todo el mundo y de España, es mucho para tres horas semanales. La II República, la guerra civil y el Franquismo quedan al final, por lo que muchas veces no se impartía o se daba muy por encima. Los libros de textos los hacen unas editoriales que tienen una ideología y ese sesgo hace hincapié en unos aspectos olvidando otros. En algunos libros la Revolución del 34 se denomina revuelta, minimizando la importancia del evento e incluso se omite la represión posterior. Añadir el miedo del profesorado al entrar en estos temas, porque son controvertidos y muchos profesores no se atreven a hablar abiertamente de esto en clase con un diálogo colectivo y constructivo por miedo a que algún alumnos o familia se sientan ofendidos o que nos traten como adoctrinadores y nos pongan etiquetas, que invaliden nuestra profesionalidad, por eso los profesores optan por la versión equidistante. Cualquier chico que trabaje o estudie un ciclo formativo no va a saber nada de esto. La memoria colectiva funciona como al individual, somos quienes somos por todo lo que hemos vivido y lo que recordamos, si extraemos parte de la historia no sabemos quiénes somos, ni por qué estamos aquí y eso va a hacer que no sepamos trabajar por un futuro que merezca la pena. Existe el derecho a recordar y las administraciones públicas tienen la obligación de garantizarlo, ya sea a través de la educación, políticas públicas, la búsqueda y exhumación de las fosas y represaliados. La memoria se cultiva en las familias, y la guardan por si fallan las políticas y hay que hablar con los abuelos y bisabuelos para conocerla”, destacó.