LLANERA1

POLíTICA

El PP desvela que el ayuntamiento de Llanera pagó 15.000 € a la organización del Boombastic y 7.000 € a la Policía Local de Siero

Publicado el Viernes 23 de Septiembre del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El PP desvela que el ayuntamiento de Llanera pagó 15.000 € a la organización del Boombastic para que publicitase el festival, 7.000 € a la Policía Local de Siero por el servicio del fin de semana y exime del pago de 250.000 € por el uso del recinto ferial y la ocupación de suelo publico

 En palabras de Eva Pérez, Concejal de Festejos, "el tratamiento dado al Boombastic es equiparable al dado a Llanera sin Barreras por la organización del III Desfile del pasado sábado en Posada".  Ese es el ejemplo que puso en la Comisión Informativa celebrada el miércoles, 21 de septiembre.

 Es una valoración que llega tarde, dos meses después de haber finalizado el festival y no a su término como sería lo correcto, así como la convocatoria de una Comisión en la que se explican los detalles del proyecto a los llanerenses. Sin embargo,  el oscurantismo en todo lo que rodea al Boombastic a nivel municipal es la seña de identidad del Gobierno Socialista de Gerardo Sanz.

 Es difícil pedir transparencia y participación de los grupos de la oposición cuando evitan dar los detalles de su gestión y fortalecen ese afán por actuar a espaldas de colectivos,  sin ocultarse ya ni enrojecer de cuando confirman su nula intención de escuchar a hosteleros y comerciantes porque  “había suficiente información en la prensa”, como manifestó la portavoz socialista en la Comisión. Soberbia, falta de transparencia y un gobierno que huye del diálogo y la escucha de los vecinos. Ese es el proceder del gobierno de Gerardo Sanz, únicamente les interesa la foto fácil.

 Desde el Partido Popular siempre hemos defendido el potencial de Llanera y lo hemos demostrado durante nuestros años de Gobierno. Apostamos por organizar todo tipo de eventos en el municipio, pero no  compartimos la manera de hacerlo de Gerardo Sanz, dando la espalda a hosteleros, comercios, asociaciones y a todos aquellos que tienen mucho que aportar a cualquier actividad que se organice.

Gerardo Sanz decidió ceder de manera gratuita todas las instalaciones municipales a la organización del Boombastic asumiendo unos costes para las arcas municipales difícil de justificar: retirar la valla perimetral del recinto,   los costes de los servicios de limpieza municipales, los trabajadores municipales que trabajaron antes, durante y después, los costes que supone contar con la policía local de Siero, y además subvenciona de manera directa con 15.000 € a la organización para que publiciten el evento. Todo esto negándose a dar información a los Grupos Municipales porque considera que es “no es necesario convocar una Comisión porque la ley no nos obliga”.

Es sorprendente que ante la insistencia del Partido Popular para conocer el motivo por el que no aparece en ningún documento oficial sobre la exención de la tasa para obtener la licencia, la respuesta de la concejal Eva Perez sea que no lo ven necesario y compare un evento como el Bombastic con el desfile organizado el sábado pasado por Llanera sin Barreras. A la vista está, que los gastos y los ingresos generados por unos y por otros no son iguales.

 Otra cuestión asombrosa es que no se haya solicitado un aval a los organizadores para garantizar la reposición de las instalaciones municipales en el caso de que sufrieran algún daño, y lo que es peor, es que ni siquiera se haya contestado a la entidad organizadora a su pregunta de si era necesario presentar dicho aval alegando que las organizaciones de festivales son perfectamente conscientes de que es algo habitual. La pregunta que le realizábamos a la concejala es por qué no se les había solicitado aval y si a partir de ahora eso iba a ser así. Su contestación fue el nombre de una canción: “depende” lo que no nos supo decir es de que las tasas no cobradas están para poder pagar los gastos que se ocasionan al Ayuntamiento.  ¿Qué motivó que no se cobrara? ¿Qué esconde Gerardo Sanz? Son preguntas que en los tres últimos meses se han negado a contestar.

 El problema de seguridad y de improvisación es otra de las cuestiones preocupantes a las que se niegan a contestar, más aún teniendo en cuenta que se sabía desde 2020 que el festival se iba a organizar en Llanera. No existe justificación alguna para que miles de jóvenes estuvieran durante horas caminando por las carreteras de Llanera durante el traslado desde el recinto a las zonas de acampada, que los vecinos no tuviéramos ningún tipo de información para organizar nuestra vida enterándonos de los cortes de carreteras y de la saturación en vivo y directo.

 Y para finalizar la colaboración de un gobierno bipartito, Podemos y PSOE, en la contratación de jóvenes de Llanera. La promesa se desinfló según pasaron los días, pasando del “crearemos 400 puestos de trabajo en Llanera” a “lo que sabemos es que se está procediendo al pago, pero van poco a poco. No sabemos las personas que se contrataron de Llanera”. Únicamente fueron rápidos para otorgar los permisos, resolviendo el Alcalde que el expediente se tramitara por la vía de urgencia, y todo esto avalado con la complicidad de la Concejal de Podemos que ni acude a las Comisiones.