LLANERA

DEPORTES

Manuel López Quintanilla recibió la Mención Especial a la Trayectoria de los IX Premios Deportivos UD Llanera- El Tapín

Publicado el Miercoles 06 de Julio del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Dentro de la entrega de los IX Premios Deportivos UD Llanera-El Tapín se concedió la Mención Especial a la Trayectoria Futbolística a Manuel López “Quintanilla”. Nació en Boal y tenía tres hermanos, a los siete años la familia se trasladó a vivir a Llanera en concreto a La Rotella en Villabona, porque su padre trabajó en un primer momento como chofer para los mineros de Hunosa, con una empresa de Olloniego de autocares y después entró en la mina.

Quintanilla recuerda que sus primeros toques de balón fueron como los de todos los niños y niñas en un prado con sus amigos, “a lo mejor nos juntábamos 30, y jugábamos 15 para 15 hasta las 11 de la noche. Era lo único que hacíamos”. Con el tiempo empezó a formar parte de equipos, el primero de todos fue a los 14 años con la Peña La Vega, que era de tertulias, donde jugaban fútbol de campo en Villabona en torneos y otros como el de Costa Verde.

Cuando cumplió los años, pasó a militar en juveniles en el Olímpico de Lugo y lo dejó jugando en Preferente, para militar en el Pumarín con 29 años en Tercera División y después al Cenero, donde volvió a jugar en Preferente; después alternó el Villabona, Cenero y el Olímpico y con 39 años dejó de jugar al fútbol a este nivel, aunque sigue vinculado a él, ya que juega los partidos a los que le invitan como el Torneo de Veteranos, que ganó con el Cayés muchos años y los organiza el Ayuntamiento de Llanera. “Jugaba como central, pero tengo que admitir que a lo largo de toda mi carrera jugué en todas las posiciones hasta de portero, un año entero”, afirmó.

Quintanilla fue uno de los fundadores de la Cultural de Llanera, donde militó varios años, “en un primero momento se iban a unir los cuatro equipos el Racing de Cayés, la UD Llanera, el Villabona y el Olímpico de Lugo, pero al final la UD Llanera y el Villabona dijeron que no y la Cultural nació de la unión del Cayes y el Olímpico y se jugaba en el campo del Pondal, que era el del Olímpico de Lugo”, explicó. Los equipos que recuerda con más cariño son el de su casa el Villabona y el Olímpico, que fue en el que más años militó. “Lo derbis entre los cuatro equipos de Llanera eran duros, porque tanto la afición como los jugadores íbamos a por todas”, comentó.

“En el fútbol se hacen muchos amigos, que todavía conservo porque nos vemos a diarios, y podemos tomar algo, ya que muchos viven en el concejo todavía. En la mili también jugué a fútbol sala, la hice en Ceuta y ganamos el torneo”, destacó. Quintanilla confesó que lo que más le gusta es el fútbol de campo porque es más físico y menos técnico que el sala.

El futbolista comentó que todos los veranos jugaban un torneo que se hacían antes de las fiestas para financiarlas, “nos unimos varios compañeros del Olímpico y del Villabona, que jugábamos los dos en Segunda Regional y ganamos algún año. El primer premio eran 100.000 pesetas”, recordó. En cuanto al fútbol considera que ha cambiado mucho desde el material, como las botas y el balón, que ahora casi no pesan y después la forma de jugar, “considero que el VAR ha sido un gran acierto introducirlo para poner fin a los errores arbitrales”, apuntó.