LLANERA

POLíTICA

IU Llanera denuncia que el despido de las trabajadoras de EITAF es improcedente según sentencia judicial

Publicado el Viernes 27 de Mayo del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Un despido que decidió el alcalde de Llanera de forma unilateral y que es improcedente según sentencia judicial”, alerta el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Llanera. Se trata de las dos trabajadoras del Equipo Intervención de Apoyo a las Familias (EITAF) que fueron despedidas el 31 de diciembre de 2021, después de que Gerardo Sanz decidiera romper el convenio con el Principado por el que se prestaba servicio con Llanera como cabecera.

El Juzgado de lo Social número 5 de Oviedo considera improcedente el despido de las trabajadoras de un equipo que trabajaba con familias vulnerables en cinco concejos de Asturias.

La sentencia, que no es firme y cabe recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, plantea la readmisión de ambas trabajadoras en las mismas condiciones que regían antes de producirse el despido o que abone una cantidad que supera los 50.000 euros descontando el importe ya recibido durante el inicio del procedimiento.

En el caso de que el Ayuntamiento opte por la readmisión el Juzgado le condena a pagar los salarios de tramitación que se devenguen desde el 31 de diciembre de 2021, fecha en la que se rompió el contrato.

 

“El Ayuntamiento ha decidido optar por la indemnización, pero también ha recurrido”, le sorprende a Bengoa quien lamenta que “de nuevo, el gobierno de Llanera haya optado por evitar informar al respecto”.

 

“El alcalde debería dar explicaciones por una decisión que supone un gasto extraordinario a las arcas municipales que resulta inadmisible porque deriva de una decisión unilateral y equivocada”, valora el portavoz de IU en Llanera.

 

Según el Juzgado no estamos ante un despido objetivo, no hay una situación sobrevenida en relación con la financiación del EITAF y el Ayuntamiento no ha seguido los cauces formales establecidos por el Estatuto de los Trabajadores.

 

“Compartimos que el problema de la financiación debió solucionarse pero por la vía de la negociación y el acuerdo político, no renunciando a servicios públicos y despidiendo a trabajadoras”, valora Gonzalo Bengoa quien añade que “estábamos ante un problema con tantas aristas que cabían varias soluciones, pero nunca la que decidió el alcalde”.

 

“Nos provoca sonrojo ver cómo hace unos días el gobierno de Llanera organiza una jornada dedicada a las familias mientras decide romper con un equipo que trabaja con personas vulnerables y que debería seguir trabajando en el concejo”, critican desde IU.

 

El voto de Izquierda Unida fue un no rotundo a los presupuestos de Llanera para 2022 precisamente porque Gerardo Sanz decidió no rectificar y tomó la decisión unilateral de renunciar al Equipo de intervención técnica de apoyo a la familia.

 

“Perder efectivos de Servicios Sociales con una plantilla que ya resulta escasa es inaceptable”, añade Bengoa quien pone en valor el trabajo de todas las trabajadoras de los Servicios Sociales de Llanera “que demuestran cada día su entrega y su esfuerzo”.

 

Gonzalo Bengoa vuelve a criticar el ocultamiento que Gerardo Sanz hizo sobre la de                                                                      cisión de romper el citado convenio a los partidos de la oposición en Llanera.

Con esta decisión tomada unilateralmente por Gerardo Sanz, desde el pasado enero Llanera dejó de contar con este Equipo, del que era cabecera con dos trabajadoras y que también prestaba servicios en los Ayuntamientos de Morcín, Riosa, Ribera de Arriba y Noreña. El alcalde presentó la renuncia sin dar explicaciones a las trabajadoras, al resto de municipios afectados y ni siquiera a la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar con la que tiene suscrito el convenio desde hace años.

Gerardo Sanz demuestra su incapacidad para el diálogo y su enfrentamiento permanente