LLANERA1

ASTURIAS

El Servicio de Emergencias amplía su parque móvil con tres nuevas autobombas, una de ellas con 12.000 litros de capacidad

Publicado el Jueves 26 de Mayo del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El Servicio de Emergencias del Principado (Sepa) ha mejorado la dotación de su parque móvil con tres nuevos vehículos: una autobomba nodriza y dos autobombas urbanas, que aumentarán la eficacia y la capacidad de respuesta de Bomberos de Asturias en sus intervenciones. La compra de este material ha supuesto una inversión superior a los 1,2 millones.

 La consejera de Presidencia, Rita Camblor, que ha asistido hoy en La Morgal a la presentación de los nuevos vehículos, ha subrayado que esta inversión muestra el compromiso del Gobierno de Asturias con un servicio público esencial y muy valorado por la ciudadanía. Camblor ha anunciado, además, que los próximos meses se efectuará una nueva adquisición para continuar renovando la flota del Sepa, integrada por unos 130 vehículos terrestres. 

 Entre las nuevas incorporaciones destaca la autobomba nodriza que, con 12.000 litros -11.500 para agua y 500 para espumógeno-, será la de mayor capacidad. Se trata de un vehículo pesado, cuyo coste ascendió a 337.041 euros, y que permite su uso en intervención directa y como auxiliar para surtir de agua a las autobombas urbanas gracias a su gran capacidad.

 El Sepa cuenta en estos momentos con otros tres vehículos de estas características, cuya capacidad oscila entre los 6.000 y los 8.000 litros de agua y 200 de espumógeno.

 La nueva autobomba nodriza permanecerá en la sede central de La Morgal, mientras que la que prestaba servicio hasta ahora en esta base se trasladará al parque de Llanes. Actualmente, el Sepa dispone de otros dos vehículos similares en Avilés y Cangas del Narcea.

 Por otra parte, las dos autobombas urbanas, cuya inversión ascendió a 902.265 euros, son modelos de última generación tanto en lo que se refiere al vehículo como al carrozado específico para Bomberos del Sepa, a los equipos y al material de dotación. Ambas incorporan cámaras de 360 grados de visión perimetral para realizar maniobras en zonas con obstáculos.

 Este tipo de dotación resulta básica para intervenciones en el medio urbano, bien sea para la extinción de incendios, incluidos los industriales, o para actuar en accidentes de tráfico, ya que cuentan con equipos de excarcelación. El vehículo dispone de un depósito de más de 3.000 litros de agua y porta agentes complementarios como espumógeno, extintores de CO2 y polvo y bombas contra incendios de baja y alta presión. El Sepa cuenta con 15 autobombas urbanas, a las que se sumarán ahora las dos nuevas.