SIERO

DEPORTES

La golfista, Celia Barquín, recibió la medalla de oro del Mérito Deportivo a título póstumo

Publicado el Miercoles 11 de Mayo del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El miércoles 11 de mayo las instalaciones del Real Club de Golf La Barganiza, de Siero, acogieron el acto de entrega de la medalla de oro del Mérito Deportivo 2019 a título póstumo a la golfista, Celia Barquín. El encargado de hacer la entrega de la medalla a los padres de la deportista, Marcos Barquín y Miriam Arozamena, fue el secretario de Estado para el Deporte, José Manuel Franco.

También estuvieron presentes la delegada del Gobierno, Delia Losa, Gonzaga Escauriaza, presidente de la Real Federación Española de Golf, Berta Piñán, consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Aida Nuño, directora general de Deportes, Alfredo Álvarez, presidente de la Federación de Golf del Principado de Asturias, Ángel García, alcalde de Siero, Fernando Álvarez, presidente del Real Club de Golf La Barganiza.

El primero en intervenir fue Fernando Álvarez y dio las gracias a todas las personas por asistir al acto en las instalaciones que él dirige. “Es un placer recibir siempre a los padres de Celia. Son unas personas maravillosas a las que quiero felicitar por este reconocimiento, tuvieron que vivir ese desgraciado evento en su vida, pero esta medalla es muy merecida”, comentó.

Gonzaga Escauriaza recordó que Celia se desarrolló como golfista y persona, siendo excepcional en los dos ámbitos. “La recordamos mucho, siempre está en nuestro corazón y recordamos su sonrisa y su color amarillo”, apuntó. Berta Piñán comentó que es un acto de justicia y de humanidad el rendir homenaje a Celia Barquín, “este reconocimiento que hoy entrega el Consejo Superior de Deportes a sus padres simboliza en realidad el cariño y el aprecio sin fisuras de todo el mundo del deporte, ante la terrible tragedia que supone su pérdida. Celia era una golfista brillante, que encarnaba los valores de superación y esfuerzo. Una mujer valiente que peleó por alcanzar sus metas personales y deportistas, nos regaló un palmarés impresionante en su corta carrera, que apuntaba muchos más éxitos”, destacó.

La madre de Celia, Miriam Arozamena, dio las gracias a todos los asistentes y comentó que su hija fue una enamorada del deporte en general y sobre todo de los valores deportivos, “esta medalla desde donde está la recibirá con un cariño enorme”, apuntó. La última persona en intervenir fue José Manuel Franco, afirmó que es un honor rendir tributo a una deportista excepcional. “Es mi deseo que este acto solemne sirva para que todos sintamos de verdad este apoyo del gobierno de España a Celia y su familia, porque se lo merecen sobradamente. La pérdida de una hija no tiene consuelo, sin embargo, siempre encontrareis un recuerdo de Celia. Su figura será eterna y entre todos nos encargaremos de mantener viva su esencia. Celia brilla con luz propia en el selecto grupo de personalidades que han sido merecedores de la Real Orden del Merito Deportivo y lo hace con esta medalla que el Consejo Superior de Deportes entrega a título póstumo, en señal de agradecimiento a las enseñanzas que su trayectoria vital nos deja”, afirmó.