LLANERA

DEPORTES

Blanca Ruiz, la primera mujer de Asturias que compitió en autocross

Publicado el Lunes 09 de Mayo del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

La vecina de Llanera, Blanca Ruiz, fue la primera mujer de Asturias que compitió en autocross. Aunque es natural de Oviedo, lleva 15 años residiendo en el concejo. Su andadura en el mundo del motor comenzó en 1996, cuando tenía 16 años, “mi padre toda la vida compitió y yo lo vi desde pequeña. Este deporte o te gusta o lo odias y a mí me gustó siempre. Además soy hija única y si no seguía yo su legado no había nadie más”, comentó entre risas.

Ruiz comenzó corriendo con un 127, “porque era lo que había. Comencé corriendo la Copa Júnior que era para menores de 21 años, competíamos con coches básicos de serie para principiantes. Esa fue mi primera toma de contacto para saber lo que eran las competiciones, porque corríamos todos los pilotos juntos, no había distinción por sexos. Salíamos de 12 en 12 coches, no llevamos copilotos, se realizaban los entrenamientos para saber el tiempo y según los tiempos que conseguías se formaban las parrillas y después se disputaban las semifinales y finales”, recordó. Tras la Copa Júnior, lo hizo junto a los sénior con un coche 205 y un AX.

Primera carrera

La primera carrera en la que corrió fue en el circuito de Grado, “por desgracia todos los circuitos de autocross se fueron cerrando. De aquella solo había carreras en Grado y La Espina, dos o tres años después comenzaron a organizarse carreras en Corvera y mi padre se encargó del circuito de La Belga y allí estuvimos ochos años organizando y compitiendo”, apuntó. La expiloto recuerda que se organizaban tres carreras al año en La Belga.

Blanca aseguró que para ser piloto de autocross lo que se necesita son muchas ganas, “porque de dinero no vamos a hablar, es un deporte muy caro en el que además del coche y su mantenimiento, tienes que gastar dinero en los sistemas de protección, la homologación, todo tiene que estar en regla, más el remolque para mover el vehículo. Pero si tienes ganas, te gusta y disfrutas cuando compites es de lo que se trata, porque da igual quedar primero que quinto u octavo, lances de carrera van a pasar siempre si no es con uno es con otro y eso es lo de menos. Lo importante es disfrutar todas las carreras y no enfadarte”, destacó.

Mujer en la competición

En cuanto al hecho de ser mujer en el mundo del autocross confesó que con los pilotos nunca tuvo ningún problema, ya que la consideraban como uno más. “El problema era con los que venían acompañando a los pilotos, siempre oía la típica frase de: “a mí una mujer no me gana”. También fue hace años, que el tema no está tan adelantado como ahora y era la novedad el que corriera una mujer. El primer día que corrí hasta lo dijeron por megafonía, que me hicieron pasar una vergüenza, además que no era para ello porque daba igual era un piloto más. Con el casco y pilotando somos todos iguales, no es un deporte de fuerza bruta, que requiera un físico determinado, sino que somos todos iguales”, recordó.

Retiro obligado

Ruiz aseguró que solo compitió en autocross, sobre todo en circuitos, porque como ella dice: “me gusta la batalla”, aunque algún año compitió en el Tramo de Tierra Cierru Los Pinos. La expiloto aseguró que al final tuvo que dejarlo porque sufrió un accidente en una carrera, en el circuito de Cangas de Narcea y se rompió una vértebra. “Ese año que tuve el accidente gané todas las carreras y lo dejé con mucha gana y en lo más alto. Fue en la última carrera que hubo, porque ese mismo año comenzaron a hacer carreras los fines de semana, una el sábado y otra el domingo. Hubo en La Espina carreras varios fines de semana y luego en Cangas, el sábado gané y el domingo iba la primera choqué y allí me quedé. Lo primero que hice después del accidente fue mover los pies y pude, sabía que estaba rota la vértebra por el dolor. Me sacaron y me llevaron en camilla, fue en el año 2008 cuando ocurrió. Quedaban dos vueltas para acabar, hubiera sido la bomba ganar todas las carreras ese año, tuve otra salida diferente, en vez de en el pódium lo hice en ambulancia. Fui campeona de Asturias en 2008”, afirmó.

Blanca aseguró que lo que tiene muy claro es que no va a volver a correr y más ahora que tiene dos niñas, “el traumatólogo me dijo en su día que escogiera en que quería correr, en coche o en silla de ruedas. El susto se pasa, pero solo pensar en ello es un no”, recordó.

La llanerense corrió alguna vez en el circuito de La Robla el campeonato de Castilla y León, “había extra machistas y otras personas encantadoras, una vez en el Fito estábamos tomando algo y mi marido corre en autocross y se puso hablar con unos que estaban allí y le dijeron: “íbamos a La Robla y había una tía allí corriendo y como iba, yo la animaba”, al final les dije que era yo y estaban encantados”, comentó. Blanca corría con la Escudería Lugones, que era con la que se organizaban las carreras en La Belga.

La expiloto aseguró que ahora este deporte es más caro y más seguro, porque aumentaron las medidas, “se quitaron los premios en metálico que algo ayudaban, cuando ahora vale 90 euros la inscripción y no tienes derecho a nada, está claro que lo haces por diversión y porque te gusta, pero es necesario un incentivo aunque sea que a los ganadores les paguen la mitad de la licencia o colaborar con ellos de alguna manera”, afirmó.

Blanca considera que el autocross continúa siendo un deporte muy familiar, donde todos se conocen y se ayudan los unos a los otros, los pocos enfadas que pueda haber se solucionan después cuando acaba la carrera.  “Creo que es una disciplina que siempre ha gustado mucho a la gente, al hacerse en circuitos el público puede seguir la competición”, destacó.

Circuito de Llanera

Ruiz aseguró que Llanera sería un lugar clave para contar con un circuito de autocross, “en su día se nos presentó, pero la cosa quedó parada. Si hubiera un circuito aquí Arteixo nos quedaría a la suela del zapato. Estamos en el centro de Asturias, unas carreras bien organizada, con un horario bueno y se planta aquí todo el mundo, pero no solo de Asturias, sino de Galicia, Cantabria y León”, comentó.