LLANERA

SOCIEDAD

El aula de 0 a 1 año de la Escuela Bernardo Sopeña de Llanera ha apadrinado un pingüino en la Antártida

Publicado el Lunes 07 de Marzo del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El aula de 0 a 1 de la Escuela Infantil Bernardo Sopeña de Llanera participa en el proyecto "El viaje de Appa". Appa es el pingüino procedente de la Isla Decepción que ha apadrinado la Escuela a través de la "Campaña Antártica", del ejército de tierra desplegado en la base Gabriel de Castilla. El objetivo de la Escuela es transmitir su compromiso con la Antártida y con el cuidado del medio ambiente.

 Gracias a esta iniciativa los responsables de la Campaña Antártida quisieron conocer a los más pequeños y sus familias, para ello se organizó una videoconferencia con el capitán Marcos Rozalén desde la Isla Decepción, usando la plataforma Teams. El Capitán mostró videos y explicó todos los trabajos que realizan los 13 militares, que allí se encuentran divididos en las tres bases españolas. En dicha videoconferencia estuvo presente la concejala de Educación, Montserrat Alonso.

La directora de la Escuela infantil, Belén Fresno, recordó que el centro trabaja con dos grandes proyectos que convergen, uno se realiza en colaboración con UNICEF a través de Ciudades Amigas de la Infancia y el otro es el que el propio centro tiene con la Ecoescuelina. “Los dos tienen el mismo objetivo que se centra en el Día de la Paz. Por un lado, UNICEF ayuda a los refugiados ambientales debido a la falta del agua y el nuestro es el de ecoescuela, donde se plantó un árbol que repoblará una zona quemada. Dentro de estos proyectos decidimos que cada aula trabajara un ecosistema con una mascota, que los fines de semana viaja  a las casas, con un libro viajero donde se anotan las experiencias con la mascota de ese fin de semana”, explicó.

Fresno comentó que la mascota del aula de los bebés es un pingüino y buscando información encontraron que en la base española de la Antártida están trabajando con los pingüinos emperador, “una de las propuestas que nos encantó fue el poder apadrinar un pingüino y así lo hicimos. Les maravilló la iniciativa y nos enviaron un diploma para cada alumno, nos quisieron conocer, por eso estamos realizando la videoconferencia”, apuntó.