SIERO

SOCIEDAD

La Academia de Música Gala de Lugones cumple 20 años

Publicado el Lunes 07 de Febrero del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Los hermanos, Sam Rodríguez y Ross Gala, decidieron hace 20 años abrir la Academia de Música Gala en Lugones, ubicada en la calle Río Cares bajo. “La Academia la abrimos en el año 2002, en un local de la Avenida de Viella, pero en el año 2004 nos trasladamos al local actual”, apuntaron.

Los instrumentos más demandados son el piano, la guitarra tanto española como eléctrica, la batería, el bajo, el violín y canto. El horario depende de la demanda de los alumnos, por ejemplo las personas adultas suelen preferir acudir por las mañanas y los menores lo hacen por la tarde.

Se imparten clases desde los 5 o 6 años hasta pasados los 70 e incluso más. “Impartimos de manera gratuita a nuestros alumnos una clase que se denomina “Combo”, que consiste en impartir dos o tres horarios diferente denominadas así, donde los alumnos de diferentes instrumentos pueden tocar todos juntos, como si fueran un grupo. Esto es lo que más les engancha y les motiva, porque así ven que el instrumento que están tocando suena de otra manera en una agrupación”, explicaron.

Los responsables comentaron que la llegada de alumnos a la Academia se debe en gran parte al boca a boca, “a pesar de la pandemia estamos contentos con la respuesta de los alumnos, que han seguido acudiendo a las clases y confiando en nosotros. Es cierto que algo se notó, pero nosotros solo cerramos durante el confinamiento en el domicilio.  Sam sí que fue preparando materiales para sus alumnos de instrumento y se lo iba enviando para que no perdieran lo aprendido. No se perdió el contacto con los alumnos en ningún momento”, narró Gala.

La mayoría de los alumnos de menor edad son vecinos de la localidad o de otras próximas como Posada, La Fresneda y Oviedo, pero en el caso de los adultos suelen venir de otros lugares como Tineo, Teverga, Ibias entre otros lugares, “esto se debe a que llevábamos toda la vida tocando por los pueblos y sobre todo desde que creamos el Dúo Cover, hace 7 años, esto nos ha llevado a conocer a otras agrupaciones musicales y a instrumentistas que quieren perfeccionar o aprender a tocar otro instrumento o a cantar y vienen de estos sitios más alejados”, explicaron.

Una de las grandes ventajas de recibir clases en la Academia Gala es que se adaptan a todos los estilos musicales que demanden los alumnos. “En lo que más especializados estamos es en la metodología inglesa denominada “Rock School”. Se prepara con unos libros y unos programas especiales y a final de curso viene un examinador desde Londres, es una titulación oficial a nivel mundial. Este es el octavo año que se va examinar a los alumnos, es una metodología muy entretenida, donde se tocan canciones de rock muy conocidas, después les ponemos el acompañamiento con la batería y el bajo lo que supone que sea más divertido. De cara a los padres el hecho de que sea todo el examen en inglés, porque el examinador no habla español,  es como un plus”, apuntaron.

También cuentan con alumnos que quieren aprender otras disciplinas como la música clásica, jazz, cumbia y pasadoble. “Para nosotros es una ventaja el llevar toda la vida sobre los escenarios, lo que nos permite tener cierto control sobre la mayoría de los estilos. Nos adaptamos a lo que pidan, a la velocidad de su aprendizaje y a los horarios”, destacaron.

La Academia suele organizar en primavera y a final de curso dos conciertos, para que los alumnos puedan subirse al escenario y demostrar a sus amigos y familiares lo aprendido. Sam y Ross quieren dar las gracias a todos los alumnos por la confianza depositada en la Academia a lo largo de estos 20 años y sobre todo a sus padres, ya que consideran que sin su apoyo no habría sido posible abrir el centro. “Tuvimos la suerte de que mi padre es muy echado para adelante en cuando al emprendimiento y mi madre le apoya en todo, eso nos ha ayudado muchísimo”, destacó.