SIERO

SOCIEDAD

Aida Nuño se retira después de 23 años dedicada al ciclocross

Publicado el Domingo 30 de Enero del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

Aida Nuño se retira después de 23 años dedicada al ciclocross

La ciclista, Aida Nuño, anunció el pasado mes de diciembre su retirada del ciclocross a nivel profesional. Pero quiso acabar la temporada, por eso en este tiempo compitió en el campeonato de España, que se celebró en Xátiva donde fue subcampeona detrás de la paxarra, Lucía González, además compitió en dos copas del mundo en Francia y Holanda.

- ¿Ha sido diferente disputar el campeonato de España, después de anunciar la retirada?

- Si, está claro que la final del campeonato de España siempre es la carrera que mejor se me ha dado y más repercusión tiene año tras año. Era un momento especial, pero como llevaba unos días despidiéndome, decidí centrarme más en lo deportivo, no pensar en que era el último, en intentar hacerlo lo mejor posible allí y centrada en la carrera como una más.

- ¿Cómo resultó la carrera?

-No estoy muy contenta por la carrera, porque fue un circuito rapidísimo donde no se podía tener ningún fallo. La primera vuelta fallé varias veces y eso me hizo perder bastante la comba de la carrera y luego me centré en asegurar el segundo puesto y disfrutar del último campeonato.

- ¿Por qué retirarse ahora?

-Son muchos años seguidos, un total de 23 sin fallar ninguno y era el momento. Tampoco tengo objetivos nuevos, el máximo ya lo había pasado y por falta de objetivos concretos y de ganas de hacer otras cosas y dedicarle más tiempo a la familia, tener tiempo libre y hacer otras cosas.

- ¿Le gustaría poder asumir algún cargo en un club ciclista, ser entrenadora, formar parte de la federación…?

-Si que me gustaría estar vinculada a este deporte desde otro punto de vista, incluso en estas dos copas del mundo me he llevado conmigo a una corredora júnior de mi equipo el Rio Miera Cantabria Deporte, que ya estaba decidido de antes. Además, ganó el campeonato de España en categoría júnior y ahora es lo que me hace ilusión, el poder echar una mano a las que corredoras que vienen por detrás, y por supuesto a las que están dentro de mi equipo y espero seguir vinculada al ciclismo.

- ¿Cuántas horas entrenó para estas últimas carreras?

-Depende, no le dediqué las mismas horas que hace años, el bajón se debe a que no se buscan tantos resultados, pero 15 horas a la semana de entrenamientos sí que le dedicaba.

- Desde siempre optó por este deporte y sobre todo por el ciclocross

- En mi casa siempre hubo mucha afición por este deporte, ya que varios de mis hermanos competían y sobre todo uno, Pablo, siempre tiró bastante por mí. Antes de empezar a competir ya llevaba varios años yendo a ver competiciones y fue de manera natural, de ir a verlas a competir, y cogerle el gustó a correr en montaña y ciclocross.

La segunda vez que retomé la competición ya fue del tirón durante 23 años, tomándomelo más en serio y no como un hobbie sin más.

-Muchas personas han pasado por su vida deportiva…

- Hay muchas personas a las que tengo que dar las gracias, como a todos los equipos y las personas vinculados a ellos, que son gente que llevan conmigo desde que empecé hasta ahora y otras personas que ya no están, pero me ayudaron, sobre todo a mi actual equipo Rio Miera Cantabria Deporte.

- ¿Le da vértigo el tener que dejarlo?

- Si mucho, no me imagino a la gente que le pasa lo mismo, pero son profesionales de verdad tiene que ser algo chungo, porque yo nunca viví de esto ni gané dinero, pero la palabra es esa “vértigo”, tengo la misma sensación que cuando acabé la universidad y tuve que empezar a buscar trabajo.  Tengo mi día a día muy organizado, trabajando en el Ayuntamiento, de tarde entrenas y los fines de semana de octubre a enero haces siempre lo mismo, es como una vida muy cuadriculada siempre, con las temporadas muy cuadriculadas. La verdad es que me da miedo. No me da pena, porque es una decisión que tomas, aunque me lo paso muy bien, y tampoco nadie me va a quitar la bici.

- ¿Cuál es el consejo de la familia?

- Como llevaba varios años con la idea tampoco les pilló demasiado por sorpresa. Las mejores reflexiones las hace mi madre, que la llamé el día antes de anunciarlo por la tarde, porque este año si que había hablado menos de ello y no se lo esperaba. Lo primero que me dijo es que habían sido muchos años y que nunca había tenido ninguna lesión, ni accidente grave, que es algo que pensé muchas veces, porque en tantos años nunca tuve una temporada perdida por eso. También verlo desde ese punto de vista te hace relativizarlo todo.

Antes de colgar me dijo otra frase que tengo grabada que era que no pensase que dejaba nada atrás, porque lo llevaba todo conmigo, creo que es una frase muy inteligente, porque se acaba una etapa, pero todo lo vivido ahí está y forma parte de lo que soy y de mi evolución.

- ¿Cómo ve el futuro del ciclocross femenino en la región?

-No podemos tener preocupación en Asturias por el ciclocross, porque siempre hemos tenido gente y siguen saliendo ciclistas a nivel regional. Aunque es casualidad que siempre hayamos salido corredoras en Siero. A nivel nacional si que me preocupa, porque hay corredoras júnior muy buenas, pero después se quedan ahí, porque dejan la bici por falta de futuro o no les gusta o no apuestan por la especialidad. Hay falta de relevó, por eso considero que es en lo que hay que trabajar para que esas corredoras tengan un desarrollo dentro del deporte.