SIERO

SOCIEDAD

Las mascotas de Lugones fueron bendecidas

Publicado el Domingo 16 de Enero del 2022


🔎  Aumentar texto 🔎  Reducir texto

El domingo 16 de enero la iglesia San Félix de Lugones, con motivo de la festividad del patrón de los animales, San Antonio Abad, volvió a recibir a los feligreses acompañados de sus mascotas: hámster, cobayas, gallos, perros, gatos y lo más exótico de esta edición fueron dos bichos palo y uno hoja, que su dueña Clara llevó por primera vez a bendecir. “No tienen nombre porque tengo muchos que son más pequeños y me cuesta distinguirlos a todos. Los tengo desde el año pasado y me encargo de limpiarles, cambiarles el agua y sobre todo voy a buscar zarzas, que es lo que ellos comen. También tengo un gato en casa, pero solo hemos traído los bichos”, explicó.

Los hermanos Nicolás y Santiago, acudieron a la iglesia con su mascota Cofi, “nos habíamos olvidado de traerlo y mi madre al final nos lo acercó para bendecirlo. Lo tenemos hace 6 meses y se porta muy bien”, explicaron.

Pelayo acudió a la celebración con sus tres cobayas: Oreo, Rayo y Chiqui, para que fueran bendecidas. “Es la primera vez que las traemos, estuvimos pensando ayer si traerlas o no y al final decidimos que sí”, comentó.

Uno de los animales que nunca falta es el gallo de Jorge Cabal, vecino del Puente Vieyo, “el gallo ha crecido mucho y no me cabía la gallina, así que solo le traje a él que se llama “Si canto me subo” y ella se llama “Si pongo supongo””, aseguró. Nico llevó a la bendición a su perra Mia y su hámster Hipo. Vanesa llevó a su perro Pancho, que lleva seis meses viviendo con ella en Lugones, ya que antes estaba en un pueblo en Ribadeo con sus abuelos y tiene 7 años de vida.

Alberto, Brenda, Naiara y Óscar, todos vecinos de Lugones y familia, llevaron a sus cuatro perros: Luz, Cora, Nala y Noa que a su vez son familia también, ya que son la madre y sus tres cachorras. “Tienen 5 meses y la madre 5 años, pero nunca les habíamos traído”, confesaron.

El párroco, Joaquín Manuel Serrano, en su homilía aconsejó a los asistentes no comprar animales, sino adoptarlos o recogerlos si se los encuentran en la calle. “A los animales hay que cuidarlos, criarlos y sobre todo quererlos, no se regalan en Navidad, porque suponen una hipoteca de 14 años, ya que hay que cuidarles todos los días. Una persona que trata bien a los animales trata bien a las personas. Las mascotas son parte de nuestra familia, yo tengo en casa dos chicas con las que duermo, que son mis dos gatas, una es más mayor que la otra y recibo mucho cariño de ellas”, apuntó.